23 de mayo de 2012
23.05.2012
Siete meses del devastador incendio en el valle del Suroccidente 

Y el Valledor, a la espera del dinero

Ni un euro de los 410.000 comprometidos con los pueblos ha llegado a la zona- Los vecinos confían en que el nuevo Ejecutivo cumpla lo aprobado

23.05.2012 | 02:00
Los estudiantes de Grandas de Salime y Pola de Allande, ayudados por operarios del FAPAS, plantan cerezos.

San Martín del Valledor (Allande),

Pepe RODRÍGUEZ

Los habitantes del Valledor aún no han recibido ni un euro de las ayudas prometidas para paliar las pérdidas del enorme incendio que se llevó por delante 4.000 hectáreas en la madrugada del 23 de octubre del año 2011. Se cumplen siete meses de que la devastación llegase a este valle del concejo de Allande y las cosas siguen como entonces; y algo menos desde que se prometieron las ayudas con carácter de urgencia.

El 28 de diciembre del pasado año se firmó un convenio entre la Parroquia Rural de San Martín del Valledor y la Consejería de Agroganadería del Gobierno del Principado de Asturias. Este convenio ascendía a 410.000 euros y fue la medida de urgencia adoptada por el gobierno para ayudar a los ganaderos a pasar el invierno.

Este dinero es especialmente urgente porque está destinado a los animales, que no pueden pastar en prados, negros de ceniza, y además se usará para arreglar los cierres y las traídas de agua. Los beneficiados por este convenio son una treintena de empresarios del sector ganadero que, de esta forma, paliarán sus pérdidas en los silos, los almacenes de hierba y los arreglos de fincas. En la Consejería les dicen que no habrá problema para pagarlo, pero a día de hoy aún no se ha transferido cantidad alguna.

Carlos López, presidente de la parroquia rural, quiere hechos: «Nos gustaría que la administración se comprometa a invertir más en los años que vienen, que creo que van a ser duros. No es que estemos preocupados, porque no paran de asegurarnos que con el convenio firmado no vamos a tener problemas en cobrarlo, pero el caso es que no ha llegado ningún tipo de dinero porque no lo hay en la consejería ahora mismo, nada más».

Javier Fernández, el inminente presidente del Principado de Asturias, estuvo en la zona afectada por las llamas el pasado 3 de noviembre. Entonces aseguró que estaría «vigilante» para que el gobierno regional atendiese las necesidades de los vecinos del Valledor y de los ganaderos en particular, con los que estuvo conversando. Ahora no tendrá que vigilar sino que tendrá que ejecutar eses convenio y el resto de ayudas comprometidas con el valle, como las relativas a arreglo de edificios y a la Consejería de Cultura. López concluyó: «Espero que no se olvide de sus palabras».

Berducedo (Allande),

Pepe RODRÍGUEZ

Los alumnos de los colegios de Grandas de Salime y Pola de Allande tuvieron una jornada especial ayer de aprendizaje en El Valledor. Por un lado se dieron cuenta de la destrucción, incalculable, que lleva aparejada la acción de las llamas y, por otro, vieron como se puede plantar la primera semilla de la recuperación de una zona, El Valledor del concejo de Allande, que les toca muy de cerca.

Durante tres días van a ser 207 escolares de los dos concejos los que van a pasar por una pequeña finca, de 800 metros cuadrados, situada en el monte de Berducedo para plantar árboles frutales como cerezos y castaños, y también abedules. Un total de 250 árboles serán colocados en esa superficie.

La iniciativa parte de la empresa «Saltos del Navia» y cuenta con la colaboración del Fondo para la Protección de los Animales Salvajes (FAPAS). En un principio fue Alberto Roa, Ingeniero y Director de la Empresa, el que decidió que había que implicarse: «Llevamos más de 50 años aquí y cuando pasas por el Valledor y ves como está se te encoge el alma».

Roa se puso en contacto con el FAPAS y estos le dijeron que, además de la plantación, se podían hacer charlas y exposiciones en los colegios, además de folletos explicando lo que había pasado, lo que pasa siempre que hay fuego en los bosques y la forma que hay de evitar que suceda de nuevo.

Roberto Hartasánchez, del FAPAS, contó a los alumnos: «Sois de aquí, así que pasaréis por aquí dentro de varios años y podréis sentiros orgullosos de haber plantado estos árboles y de haber puesto la primera piedra del futuro del Valledor».

Carlos López, presidente de la parroquia rural de San Martín del Valledor, agradeció la iniciativa: «Ojalá venga más gente por aquí a ayudarnos. Son los primeros».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído