13 de junio de 2012
13.06.2012
 
El avance de un proyecto polémico
 

Astur Gold alquila 14 hectáreas en Tapia para sondear el yacimiento de Salave

El acuerdo con los propietarios permite a la empresa minera proseguir su investigación para explotar el oro tapiego

14.04.2012 | 02:00
Trabajos de los sondeos de Astur Gold cerca de El Cortaficio.

Tapia de Casariego,


A. M. SERRANO


La compañía Astur Gold, que desea abrir una mina de oro en Salave (Tapia de Casariego), ha dado un paso más para avanzar en su proyecto, que enfrenta a políticos y vecinos de la comarca. Ayer anunció un acuerdo con varios de los propietarios de casi 14 hectáreas de terreno por un periodo de 15 años para levantar la entrada a la galería de investigación que permitirá conocer qué existe en el subsuelo de Salave. El acuerdo «es muy importante» para el desarrollo del proyecto minero, según entiende su consejero delegado, el canadiense Cary Pinkowski.


Tapia vive pendiente de la explotación de una mina de oro en su terreno desde 2005, año en que Río Narcea Gold Mines realizó el primer intento. Desde entonces, ha habido varias fusiones empresariales y la concesión para explotar el oro de Salave ha cambiado de propietarios, pero el objetivo sigue siendo el mismo: extraer el 90 por ciento del oro de Salave, según se indica en la página web de Astur Gold. El proyecto encontró el aval del gobierno de Francisco Álvarez-Cascos, que autorizó los sondeos previos que había parado el ejecutivo local, formado por Alternativa por Tapia (APT) y PSOE.


El acuerdo con los propietarios de los terrenos permite a la empresa continuar con sus trabajos de investigación, esta vez en en interior de la zona objeto de estudio. Está previsto, según indica la compañía, construir una galería de una longitud de 730 metros que comunicará con otra de menor recorrido. Ambas permitirán continuar, insite la empresa, con los trabajos de investigación interior para conocer las reservas de oro. «Una vez obtenidos los permisos necesarios, permitirá iniciar las labores de construcción de la galería de investigación. Asimismo, hará posible completar el programa de investigación para minería de interior, así como el estudio de viabilidad definitivo y el eventual desarrollo de la mina subterránea de Salave», destaca Pinkowski.


La empresa no está dispuesta a dar marcha atrás en su proyecto, pese a los grandes enfrentamientos que se han vivido en Tapia, y mantiene que su plan supone la creación de cientos de puestos de trabajo para una explotación de diez años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook