07 de julio de 2012
07.07.2012
 

Medio Ambiente rechaza el embalse del Suarna porque pone en peligro el hábitat del oso pardo

Los ecologistas se felicitan por el freno al proyecto, que se remonta a 1951 y afecta al concejo de Ibias

07.07.2012 | 02:00

San Antolín de Ibias,


Pepe RODRÍGUEZ


El proyecto de embalse llamado «salto del gran Suarna» ha recibido una declaración ambiental negativa por parte del Ministerio de Medio Ambiente en su período de alegaciones. Esta calificación implica que el embalse no podrá construirse tal y como está diseñado actualmente. Entre otras razones, porque pondría en peligro un entorno potencialmente habitable por el oso pardo, aunque de momento la presencia en él de los plantígrados es esporádica.


Este embalse está proyectado desde el año 1951. Se trata de construir un embalse para aprovechamiento energético en el río Navia, concretamente en una zona fronteriza entre Galicia y Asturias. La obra afectaría al concejo de Ibias, en la parte asturiana, y a los de Fonsagrada y Navia de Suarna, en la parte gallega.


El proyecto pertenece a la empresa Saltos del Navia y, como es lógico, ha sufrido numerosas modificaciones en los últimos 61 años. Las características de la versión final que ahora ha evaluado el Ministerio de Medio Ambiente son las siguientes: una presa con una cota de 286 metros y una capacidad de 123 hectómetros cúbicos, con una cuenca aprovechada de 1.065 kilómetros cuadrados y una central que se ubicaría en la margen izquierda del río Suarna, en terrenos de Fonsagrada, en la provincia de Lugo.


La empresa tiene ahora la opción de modificar estos parámetros y de volver a presentar el proyecto del embalse al período de alegaciones públicas.


La Coordinadora Ecoloxista d'Asturies ha acogido la noticia con gran alegría, pues lleva décadas luchando contra la construcción de este embalse. Fructuoso Pontigo, de la Coordinadora, valoró que «un nuevo embalse resulta inaceptable por el fuerte impacto que supone para esas zonas y para sus gentes, que intentan vivir del aprovechamiento agro-ganadero y de una actividad turística cuya referencia es un paisaje que desaparecería con estos proyectos». Los ecologistas también señalan que este proyecto encontró oposición política en los concejos gallegos, pero no en el Ayuntamiento de Ibias ni en el Principado.


La Coordinadora espera que este rechazo al proyecto del embalse de Suarna sea el principio del fin de otros proyectos similares, como los nuevos embalses previstos tanto en el río Navia y sus afluentes como en el río Agüeria, en Los Oscos, donde se está tramitando el aprovechamiento hidroeléctrico del río mediante los saltos de Pelorde (10 hectómetros), Magadan (3,6 hectómetros) y Mon (1,8 hectómetros), que afectarían a una superficie de cuatro kilómetros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído