10 de agosto de 2012
10.08.2012

Belén Rico reivindica con su primer poemario el uso y la promoción de la «fala»

La escritora llena el auditorio veigueño en la presentación de «Algunhas maos»

10.08.2012 | 02:00
La familia de Belén Rico, en la segunda fila de butacas.

Vegadeo,


T. CASCUDO


Un buen día decidió abrir la carpeta «colorada» en la que atesoró durante años sentimientos hechos verso, vinculados a las gentes y a la tierra que la vieron crecer y donde sigue viviendo. De aquella carpeta de cartulina, siempre doblada por la mitad, brotaron entonces todos los versos que hoy visten «Algunhas maos», el primer poemario en gallego-asturiano que la escritora veigueña Belén Rico acaba de presentar en Vegadeo.


Rico, maestra de profesión, realizó una cerrada defensa de la «fala» y confió en que las futuras generaciones la mimen y defiendan: «es un libro que quiere creer y cantar con la esperanza de que nuestra fala resurja entre los pequeños». Según la escritora «si uno sabe de dónde viene, después sabe a dónde quiere ir y, además, sabe lo que no le gusta». Rico animó a los pequeños a dejar a un lado las consolas y los ordenadores y pasar más tiempo escuchando lo que tienen que decir los mayores. «Ellos tienen la llave de la carpeta de cartulina colorada. Van a deciros lo que yo quiero decir con estos versos».


Ante un abarrotado auditorio, Rico confesó que todo lo que escribe está relacionado con el sonido primitivo del martillo que usaban los ferreiros y que tantas veces escuchó desde su casa natal de A Puntía. «Todo lo que este libro tiene dentro es un canto a nuestra tierra, a nuestra lengua, a nuestras raíces, que procuré hundir en los hijos que me siguen. Estoy segura de que nada de lo que vais a leer aquí va a ser nuevo porque se habla del miedo, de la muerte, del paso del tiempo, de la alegría, del amor, del desamor? Todo queda pa siempre». Emocionada como nunca lo había estado en un escenario, dedicó su trabajo a los suyos y se sintió orgullosa porque sus versos en gallego-asturiano quedan fijados para siempre. «Saramago decía que escribía para ser inmortal, pues esto queda para siempre, inmortal, en nuestra fala, que tiene que servir para levantar puentes y no fronteras entre nosotros, ya hay bastantes».


La veigueña estuvo acompañada por la directora de la editorial Trabe, Esther Prieto, y por el responsable de la biblioteca veigueña, Félix Menéndez. Prieto se refirió al resurgir de la literatura en gallego-asturiano y a la poesía de madurez que ofrece Belén Rico. «Es un libro de madurez espléndido con poemas memorables como 'Carta a Generosa'». Por su parte Menéndez, gran amigo de la autora, aseguró que en las páginas de «Algunhas maos» se esconde «una poesía sentida, vivida y revivida, desgarrada, musical y con el mejor manejo del lenguaje porque se nota que es una lengua mamada». Según Menéndez, se trata de un libro «redondo», con una poesía «plenamente enraizada en lo vivido».


El acto de presentación del poemario de Belén Rico corrió a cargo de la asociación cultural «Polavila». En representación del colectivo, Abel Pérez lanzó un mensaje a las administraciones para «que se den cuenta de la importancia de apoyar la cultura».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine