18 de diciembre de 2012
18.12.2012
La Nueva España
Obra polémica en la ría del Eo

La nueva rampa no gusta en Castropol

El club de vela denuncia irregularidades en la infraestructura y acusa al Principado de incumplir el proyecto y de dificultar el acceso al estuario

18.12.2012 | 01:00
Juan Jesús Espina y Antonino Esteban, del club de vela, junto a la escollera sobre la que se asienta la nueva rampa.

Castropol,


T. CASCUDO


La Consejería de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente ha incumplido el proyecto de obra previsto para ampliar la rampa de varada del puerto de Castropol de dos a cinco metros de ancho. Lo denuncia el Club de Vela de Castropol, la entidad que solicitó esta obra y que ha puesto de manifiesto que la rampa no se ha construído sobre el muro vertical que figura en el proyecto sino sobre una escollera que impide el atraque al costado y, por tanto, «elimina el actual y primordial servicio que presta la infraestructura».


El Principado asegura que «por condiciones geotécnicas» se ha visto obligado a cambiar el proyecto: «Se ha valorado como más viable adoptar esta nueva solución porque se adecúa mejor al terreno».


El club, por boca de su presidente, Antonino Esteban Quintana, considera que la construcción de la escollera «supone un perjuicio enorme y una merma totalmente innecesaria en los servicios del muelle de Castropol». Las piedras de la escollera dibujan una estructura piramidal, con lo que entre el fin de la rampa y el agua hay una distancia de siete metros en pendiente, lo que impide el acceso a la ría en condiciones de seguridad. «Estamos peor que antes», denuncia el club de vela. A su juicio, la rampa que ultima la Consejería será apta sólo para la varada de las embarcaciones, algo innesario pues ya existe otra rampa próxima y también una grúa recientemente instalada. De hecho, el club solicitó ampliar la rampa para mejorar el acceso al agua de las embarcaciones, además de permitir una zona de abrigo durante la temporada invernal cuando se retiran del puerto los pantalanes.


A la vista del incumplimiento del proyecto, el club reclama la paralización inmediata de los trabajos. Además, considera necesario que la obra planteada, por ser diferente a la que se tramitó, se someta de nuevo a información pública y a evaluación preliminar de impacto ambiental. La entidad se queja del impacto que causa la escollera, ya que los bloques de piedra que la conforman «son desproporcionados».


Con respecto del impacto de la escollera Fomento argumenta que es una solución más blanda desde el punto de vista ambiental que el muro de hormigón.


El Club de Vela saca a la luz el asunto después de intentar, sin éxito, que la Administración reformulase la actuación y construyese el muro vertical que contempla el proyecto de esta obra, en la que se están invirtiendo 94.989,11 euros. Y añade: «La construcción con muros verticales tiene un coste de ejecución superior a la escollera actual, pero el valor de licitación de la obra no se redujo».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído