22 de diciembre de 2012
22.12.2012
La Nueva España
Los tributos municipales

Castropol congela las tasas en 2013, salvo el agua y la basura, que sube un 10%

Se crean dos impuestos nuevos, para el uso lucrativo de locales municipales y para el servicio de teleasistencia

22.12.2012 | 01:00
Los concejales castropolenses durante el Pleno del jueves. / T. C.

Castropol,

T. CASCUDO

El Ayuntamiento de Castropol ha decidido congelar la mayor parte de las tasas municipales de cara a 2013, a excepción de la basura, que subirá un 10 por ciento, y de la factura del agua, a la que se aplicará el incremento del IPC interanual. Estas modificaciones se aprobaron en el pleno del jueves por la noche con el voto favorable del equipo de gobierno socialista y el voto en contra de PP y Foro Asturias.

El regidor castropolense, José Ángel Pérez, explicó que la decisión de subir la basura se debe al incremento aplicado por la propia Cogersa al consistorio que también es del 10 por ciento. «Cogersa lo justifica por el precio del combustible y por la necesidad de acometer inversiones», precisó el Alcalde.

El equipo de gobierno decidió, además, incorporar dos nuevas tasas para el próximo año: una por el servicio de teleasistencia y otra por el uso de locales municipales para actividades con ánimo de lucro. La tasa de la teleasistencia se crea por la decisión del ejecutivo central de retirar la ayuda con la que se financiaba el servicio. El equipo de gobierno ha decidido que sean los usuarios los que paguen ahora el 65 por ciento del servicio, importe que hasta ahora recaía en el Estado. «Es una tasa que no nos gusta, pero a la que nos vemos obligados», precisó el regidor. Para los populares se trata de una decisión «cobarde», ya que «se queja de la falta de ayudas y a la vez incrementa las tasas a los vecinos». Tanto Foro como PP votaron en contra de esta tasa, que salió adelante con el apoyo del PSOE.

En cuanto a la ordenanza por el uso de locales municipales, Foro apoyó a los socialistas, mientras que el PP se abstuvo. Esta tasa se aplicará a personas o entidades que usen los locales municipales con ánimo de lucro. Se trata de un gravamen «simbólico» para cubrir «los gastos de apertura del local, como la luz y la calefacción».

Con respecto a la rampa de varada que el Principado construye en Castropol y que incumple el proyecto inicial de obra, el regidor dijo no estar al tanto de la situación. No obstante, ante las preguntas de PP y Foro, se comprometió a informarse en el servicio de Puertos para «pedir que se adecúe a las necesidades de los usuarios». Y zanjó: «Siempre que se pueda mejorar un proyecto, se mejorará. Haré llegar el descontento de los usuarios y veré la posibilidad de que se mejore de alguna manera. Me comprometo a hacer la gestión». El más crítico con la postura del equipo de gobierno fue el popular Francisco Legazpi: «La única rampa al abrigo la convierten en una rampa de varada y ni siquiera en marea baja porque no llega hasta abajo, «¿y el Ayuntamiento no se entera de esto?».

Por otro lado, el pleno se sumó al Ayuntamiento de Ribadeo y aprobó una moción para pedir a Fomento que autorice el paso de bicicletas por el arcén del puente de los Santos, entre la rotonda de Villaselán y la de Figueras. El regidor buscó un acuerdo unánime, pero PP y Foro se desmarcaron por considerar que es «un riesgo» para los ciclistas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook