07 de febrero de 2013
07.02.2013

El Principado defiende la «legalidad» de la nueva rampa de Castropol

Foro Asturias pide ver el estudio geotécnico que obligó a sustituir por una escollera el muro vertical proyectado

07.02.2013 | 01:00
Vista de la escollera sobre la que se asienta la rampa, tomada desde la ría.

«La obra se desarrolla adecuándose a su entorno, mejorando su integración en el mismo con materiales de la zona y sin desvirtuar en ningún momento su funcionalidad, ejecutándose por tanto la ampliación de la rampa con total respeto a la legalidad vigente». De esta manera responde la consejera de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Belén Fernández, a las preguntas de Foro Asturias sobre las deficiencias localizadas en la obra de ampliación de la rampa del puerto de Castropol. La obra está causando gran revuelo entre los usuarios, que acusan al gobierno regional de haber cambiado el proyecto original sustituyendo el muro vertical sobre el que debía apoyarse la rampa por una escollera que impide el atraque en paralelo.

En la respuesta que la Consejera ha enviado por escrito al diputado forista Juan Ramón Campo se explica que la decisión de optar por una escollera se adoptó por cuestiones de orden geotécnico: «Se opta por una cimentación de diseño portuario similar a las existentes en otros puertos, que se adapta al sustrato existente de capas de material suelto de profundidad variable, por lo que precisa la puesta en obra de capas de materiales pétreos para la estabilización del mencionado fondo». Según la Consejera, la solución no ha supuesto «ningún incremento presupuestario ni de plazo respecto al contrato adjudicado».

No obstante, la respuesta no ha complacido a Foro Asturias. De hecho, Campo ha lamentado «la escasa información y nula aclaración obtenida». Foro Asturias ha solicitado ver el informe geotécnico en el que se apoya el Principado para el cambio de la obra y también las actas y mediciones finales. A este respecto, la Consejería explicó ayer que aún no se ha certificado el fin de obra y por ello no es posible determinar el coste definitivo de la actuación, que se adjudicó en septiembre de 2012 por un montante de 94.989 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook