09 de marzo de 2013
09.03.2013

Dúo de lujo en Cornellana

El tenor Joaquín Pixán graba junto a José Ángel Hevia en la iglesia del monasterio de San Salvador el disco «Misa de gaita»

09.03.2013 | 00:00

Cornellana (Salas),


Sara ARIAS


Darle a la misa de gaita asturiana su reconocido mérito. Con ese objetivo el cantante Joaquín Pixán pasó ayer el día entero en la iglesia de San Salvador de Cornellana, en Salas, para grabar el que será su próximo disco, «Misa de gaita», junto al gaitero José Ángel Hevia. Una jornada muy buena, en palabras del tenor, en la que no hubo prácticamente problemas: «Si sale algo se resuelve inmediatamente».


Elegir Cornellana para la grabación no fue una decisión baladí porque según Pixán, es en la localidad salense donde la misa de gaita asturiana «tiene a sus mejores defensores y valedores». Destacó Pixán al párroco Don Ramón, al que luego le siguieron otros como Manuel Menéndez y Manolo Quirós. «Están en mi memoria, son los que mantuvieron viva esta tradición popular», comenta el cantante.


Con Menéndez y Quirós cantó Pixán hace muchos años en El Puente de San Martín (Belmonte). Y son el germen de la grabación de ayer en Cornellana. Tal y como recuerda Pixán, «justo en esa época que cantamos juntos me dijo Manolo que había que grabarlo, pero en aquel momento no me pareció oportuno porque era quitarles protagonismo». Fue con la muerte de los dos valedores cuando nació en Pixán la necesidad de recuperar y dejar testimonio de la misa de gaita. «La principal razón es darle dimensión artística y de recuperación del patrimonio de tradición asturiano, pero que también sirva de homenaje a ellos», afirma Pixán.


Cuando se puso el proyecto en marcha, Pixán no tuvo dudas en quién sería su gaitero de cámara: «Lo tuve muy claro por la importancia de Hevia a nivel profesional y también personal». Gaitero y tenor ya habían grabado juntos un disco con poemas de Ángel González. Para Pixán, hay un antes y un después en el mundo de la gaita asturiana con Hevia, por lo que es «un placer cantar con un músico que ha llevado un instrumento autóctono muy afuera».


El disco, que con total seguridad no saldrá a la venta hasta después del verano, contará con ocho piezas típicas de la zona centro occidental y el Credo corrido del resto de Asturias. El disco comienza con «Kirie», seguido del «Gloria», el «Credo», la «Marcha de Antón», «Sanctus»- «Marcha Real»/ «Benedictus», «Agnus», la salida y como bonus, el «Credo corrido». La grabación de estas canciones fue una propuesta de la Fundación Valdés Salas que Pixán aceptó con gusto.


Ayer, comenzó la jornada musical a las once de la mañana en San Salvador con la grabación de las partes instrumentales: «Marcha de Antón», la «Marcha Real» y la salida. José Ángel Hevia estuvo acompañado al tambor por su hermana, María José Hevia. Hora y media después, se unió Pixán a la grabación, que será emitida por RTPA.


Sin más se dispusieron con las canciones y salvo algunas matizaciones del director, Joaquín Valdeón, y el propio Pixán, grabaron en la mañana todas las canciones con voz junto al cuarteto de voces masculinas formado por Eduardo Ajenjo, Israel González, Rubén Martín, Pablo Romero y Carlos Esteban. Tras repetir algunas partes y volver a cantar del tirón las canciones llegó la hora del descanso.


Por la tarde, retomaron la grabación para finiquitar la última pieza, el Credo corrido. Para esta canción, Pixán y Hevia contaron con la colaboración de catorce alumnas de la Escuela Municipal de Música de Cangas del Narcea. La cantante solista fue Anabel Bello López, dirigidas por la profesora Isabel López Parrondo.


Con la grabación de este disco, la misa de gaita asturiana pervivirá en la memoria colectiva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook