29 de marzo de 2013
29.03.2013

El Nazareno, procesión muda en Luarca

Centenares de personas siguen al Buen Jesús en un paseo sin banda de música a causa del tiempo lluvioso

29.03.2013 | 00:00
La imagen del Nazareno, ayer por la noche, a su paso por el centro de Luarca.

Luarca (Valdés),


A. M. SERRANO


Dicen que la imagen del Nazareno de Luarca sale en procesión «llueva o truene» y eso fue lo que hizo ayer. La talla de 700 kilos de peso más seguida entre los fieles de la Semana Santa luarquesa desfiló como suele hacerlo cada año, pese a las nubes, el horizonte oscuro y la lluvia intermitente de la jornada. Eso sí, lo hizo con la compañía del plástico que protege al Buen JesúsNazareno en tiempo de lluvia (como ya ocurrió el pasado pasado), en compañía también de centenares de personas, pero con una gran ausente: la música. La banda de Luarca «La Lira» abandonó la procesión por la lluvia poco después de empezar. Pese a las peticiones del hermano mayor de la Real Hermandad, Evaristo Guardado, no hubo tregua y el agua volvió a estar presente una noche más.


A las nueve y media de la noche, la iglesia de Santa Eulalia de Luarca estaba rodeada de paraguas. La talla salió mientras apenas caían algunas gotas, pero otra nube volvió a impedir el paso suave por la calle peatonal Párroco Camino. Los tiradores (como se llama en Luarca a los porteadores que cargan la imagen) tuvieron que hacer más esfuerzo y volver a acelerar el paso. Lo confirmó sobre la marcha Enrique Fernández, uno de los cofrades que dirige las procesiones: «Con lluvia, no podemos hacer otra cosa».


El agua estuvo presente casi en la mayor parte de la procesión. La cita logró mantener el número de asistentes, centenares pese a la meteorología. Pablo Gancedo, luarqués, asegura que la lluvia» no puedo con la cita porque el Nazareno, es el Nazareno, pero sí se nota mucha la ausencia de la banda».


A falta de repertorio musical, el Nazareno fue acompañado del silencio, de la colección de cruces de Cristo que se guardan en la iglesia de Santa Eulalia, y de las túnicas moradas que anuncian el paso de los hermanos. En la calle, velas, luces con el dibujo de la cruz y escasas conversaciones ante el paso del Nazareno por el centro de la villa, cortado al tráfico para la subida en procesión hasta la capilla del faro.


Las citas religiosas continúan hoy con la procesión de la urna con el Cristo yacente, que recuerda el Santo Entierro, prevista a las seis y media de la tarde. Sale de la iglesia parroquial y recorre el centro de Luarca hasta llegar a la avenida de Galicia y volver al templo. Mañana es el turno de la procesión de La Soledad, a las siete y media de la mañana. A las diez y media de la noche será la del Cristo Resucitado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine