31 de marzo de 2013
31.03.2013

El alcalde pixueto reacciona con una rebaja de sueldo a las críticas a su nombramiento

Ignacio Fernández cobrará 1.980 euros, un 25 por ciento menos que su antecesor l Foro recurre ante la Junta Electoral la elección del socialista

31.03.2013 | 00:00
La Guardia Civil, impidiendo que los miembros de Por la Democracia en Cuideiru se acerquen a los ediles.

Cudillero, A. M. SERRANO


En un guiño a los vecinos de Cudillero, tratando de calmar las aguas revueltas con las que ha empezado su mandato, Ignacio Fernández se bajó el sueldo un 25 por ciento en su primer Pleno presidiendo la Corporación pixueta. La maniobra no impidió que Foro presentase un recurso ante la Junta Electoral Central contra el acuerdo del Pleno de Cudillero del pasado miércoles que nombraba alcalde a Fernández a pesar de que no estaba incluido en ninguna lista electoral.


Apenas tres días después de la toma de posesión del nuevo alcalde socialista, el tercero desde las elecciones de 2011, Cudillero celebró un Pleno extraordinario para realizar un nuevo reparto de las responsabilidades de gobierno y rebajar el sueldo al nuevo alcalde y a la concejala de Hacienda, Festejos y Atención y Participación Ciudadana, Verónica Vior. El primero percibirá 1.980 euros líquidos mensuales, lo que supone una rebaja del 25 por ciento sobre el salario del anterior regidor, Gabriel López, y la segunda, 1.420 euros, un 20 por ciento menos de lo que venía percibiendo hasta ahora.


El nuevo alcalde justificó la necesidad de bajar los sueldos de los liberados por la crisis «que afecta a todos los españoles». También se vio obligado dar explicaciones por la hora y el día de un Pleno organizado en Semana Santa: «Queremos empezar a trabajar lo antes posible».


En cuanto al reparto de tareas, destaca que la edil Nuria Álvarez dejará Bienestar Social y Vivienda, que pasará a manos del Alcalde. Álvarez será sólo titular de Medio Rural. Luis Fernández pasa a ser primer teniente de alcalde.


La sesión se desarrolló sin incidentes. Antes del inicio las medidas de control de asistencia fueron las mismas del pasado jueves, cuando el Pleno eligió como alcalde a Ignacio Fernández. El jefe de la Policía Local exigió la documentación personal a los vecinos que hacían cola para acceder al salón de plenos, que pudieron entrar a la sala minutos antes de la sesión.


La oposición mantiene que Ignacio Fernández es un alcalde ilegítimo, y Foro, de hecho, aprovechó la mañana de ayer para presentar ante la Junta Electoral un recurso en contra de su nombramiento plenario. El portavoz de los casquistas en el Ayuntamiento pixueto, Juan Carragal, criticó la «mala fe» del PSOE por convocar el Pleno de investidura en vísperas de la Semana Santa, lo que, a su juicio, perseguía que se agotasen los tres días hábiles para presentar el recurso. Carragal mantiene que «Fernández no ostenta la representatividad que deben otorgarle los electores, al no haber sido votado por una lista. Ha sido partícipe de un fraude democrático con el consentimiento de la FSA».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine