Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ramal ferroviario de Ence en Navia acumula ya tres años de retraso

El desprendimiento en un terraplén ha sido el último contratiempo en unas obras paralizadas y sin fecha de reanudación

Desvío de la AS-25 a la altura de la planta de Ence en Navia.

Desvío de la AS-25 a la altura de la planta de Ence en Navia. Gustavo García

Ha pasado todo un año y Ence y Navia siguen sin poder disfrutar del ramal ferroviario que, en un futuro, sacará la pasta de papel hacia el puerto de Gijón. En enero de 2013, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), entidad encargada de la infraestructura de la desaparecida Feve, aseguró que la línea férrea que comunicará la planta de celulosa de Ence, en Navia, con el puerto gijonés de El Musel entraría en funcionamiento antes de que finalizase el año. A fecha de diciembre, nada de eso se ha cumplido. Y es que las obras se encuentran, a día de hoy, en un estado de parálisis, que sigue retrasando la inauguración de una infraestructura muy esperada en la comarca.

"Las obras están paradas con el proyecto de un terraplén que cayó, se desprendió, y había que hacer un nuevo estudio para sujetarlo", explica el alcalde naviego, Ignacio García Palacios, uno de los principales valedores de este proyecto viario. El terraplén al que se refiere el regidor forma parte del túnel de entrada a la planta, un túnel artificial abovedado de hormigón armado de 204 metros. Este túnel debe pasar por debajo de la carretera AS-25, la que comunica Navia con el concejo de Villayón.

"Cuando estaban en este proceso, el terraplén se vino abajo", señala García Palacios, que apunta los pasos que deben seguir para poder continuar con la construcción de la infraestructura: "Hay que apuntalar bien, para que aguante bien el terreno".

Este contratiempo ha retrasado las obras, y encarecido el proyecto inicial. Se trata de una zona del trazado de apenas cien metros de longitud, pero que ha provocado un significativo retraso en la construcción del ramal. "De hecho, el túnel, dentro de la fábrica, ya está construido y finalizado", apunta el alcalde naviego.

Este último tramo que espera una solución es, precisamente, el que más incomodidad crea al ciudadano, pues afecta de lleno a la circulación en la citada AS-25. Las obras han provocado que el trazado de la vía dibuje una sinuosa curva donde antes había una larga recta, en uno de los laterales de la planta de celulosa. Este nuevo trazado ya se ha costado algún accidente leve, aunque el Ayuntamiento de Navia señala que la curva está debidamente señalizada, y se limpia regularmente para evitar desgracias.

En la reciente visita del presidente del Gobierno del Principado, Javier Fernández, a la planta de celulosa naviega, el alcalde naviego pidió el esfuerzo de los tres actores implicados en ella para poder llevarla a buen puerto. El ramal está financiado en parte por el gobierno regional y Adif. El Principado, durante la época de gobierno de Vicente Álvarez Areces, firmó un convenio con Feve y Ence para construir el ramal, que necesitaba una inversión de nueve millones de euros. Las tres partes se reparten el coste por igual, a razón de tres millones cada una. El desinterés mostrado por el gobierno de Francisco Álvarez-Cascos ayudó a dilatar la conclusión del ramal.

La entidad pública Adif no ha querido manifestarse ante estos retrasos, asegurando que "no hay novedades en relación con esta actuación"; mientras que Ence no quiere entrar a valorar esta situación, deseando que se concluyan las obras cuanto antes. Unas obras que, cuando estén finalmente inauguradas, mejorará el trazado viario desde Navia hasta el centro de la región. y al mismo tiempo librará del tránsito continuo de camiones al entorno de la villa naviega.

La obra se comenzó a ejecutar en 2010, con una polémica de fondo, la que afectaba a los camioneros que, aún hoy, se encargar de transportar la pasta de papel hasta el puerto de Ribadeo, en Galicia, y que veían peligrar su trabajo. La comunidad autónoma vecina se propuso reforzar el peso de su puerto, con un esfuerzo con el que se trató de favorecer el transporte de la pasta a través de Ribadeo. Galicia afrontó mejoras en el puerto y cumplió su promesa. Ence aún espera a que Asturias termine el proyecto que pretendía estar finalizado en verano de 2010, pero que comenzará 2014 aún sin inaugurar.

Compartir el artículo

stats