Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Revilla admite que su cooperativa fue la única que usó la máquina de patata en Grandas

El Alcalde argumenta al declarar como imputado ante la juez que al tener dedicación parcial no es incompatible su pertenencia a la entidad

Eustaquio Revilla.

Eustaquio Revilla. Gustavo García

La juez de Castropol ha decidido continuar con las diligencias en el caso de la IGP Patata de Grandas tras las declaraciones, este jueves, del alcalde socialista Eustaquio Revilla, y la teniente de alcalde, Julia Pládano, ambos imputados por supuesto uso ilícito de fondos. Para ello, la magistrada ha acordado

Según fuentes judiciales, Revilla admitió durante su declaración que los únicos vecinos del municipio que han usado la máquina de envasado y seleccionado de patata adquirida con los fondos del Principado han sido los miembros de la cooperativa que él mismo gestiona y administra. Dicha cooperativa está formada, además de por el alcalde, por Pládano y un vecino del concejo. El regidor reconoció que ningún otro vecino ha llegado a solicitar su uso en estos últimos seis años.

En la misma línea, Eustaquio Revilla manifestó ante la juez que los únicos miembros que han formado parte en algún momento de la agrupación de productores que impulsa el proyecto IGP Patata de Grandas han sido él y los miembros de su cooperativa, y que ningún otro vecino llegó a inscribirse en dicha agrupación. Además, afirmó que volvió a solicitar una nueva subvención al Principado de Asturias para continuar con el proyecto por importe de 27.000 euros, a pesar de constatar este desinterés.

En relación con la incompatibilidad que denuncia la acusación entre el cargo de Alcalde y su puesto como administrador y trabajador de la cooperativa Patata de Grandas, Revilla justificó su situación explicando que no desempeña su labor en régimen de dedicación exclusiva, si no de forma parcial. Por ello, no tendría que pedir permiso al Pleno para desarrollar alguna actividad privada.

No obstante, entre las pruebas presentadas con la querella se incluyen resoluciones del Ayuntamiento en que se pone de manifiesto la "dedicación exclusiva del Alcalde", según explican las mismas fuentes. De hecho, Eustaquio Revilla percibe, por esta dedicación exclusiva, un salario fijado en 2011 de unos 2.400 euros líquidos mensuales. En cuanto al aumento del complemento específico de la secretaria, que también se denuncia en la querella, el Alcalde aseguró que para llevar a cabo este aumento retributivo no era necesario seguir ningún procedimiento de valoración del puesto de trabajo. De hecho, Revilla reconoció que la cuantía del aumento acordado por el Pleno, de unos 10.000 euros anuales, la fijó él mismo siguiendo sus propios criterios.

Eustaquio Revilla, por contra, se mostró convencido de el caso será archivado pronto tras su declaración, ya que, según afirmó, no existe ningún tipo de irregularidad en su gestión. "Se trata de una campaña para difamar sobre mí de cara a las próximas elecciones municipales", aseguró sobre la querella presentada por Salvador Rodríguez, al tiempo que reiteró su inocencia: "Ya se ha analizado el expediente de la línea de envasado de patatas en el Parlamento y ha sido perfectamente aclarado". En su defensa, añadió que la cooperativa no le ha proporcionado beneficios, sino todo lo contrario, y que nunca recibió ninguna subvención.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats