Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Agencia Estatal de Meteorología tendrá estación en Castropol

El regidor cree que puede ser útil para acreditar los daños de los temporales

El Ayuntamiento de Castropol ha cedido a la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) un terreno en el campo de La Paloma, en la capital castropolense, para instalar una estación meteorológica. El Alcalde, José Ángel Pérez, considera que se trata de "un servicio más para la población" que puede ser útil a la hora de acreditar daños en caso de catástrofes a consecuencia del temporal.

El Consistorio acaba de acometer la obra civil en una superficie de cien metros cuadrados y ahora está a la espera de que el organismo estatal se desplace a la zona para instalar los equipos pertinentes. En este caso se recuperará parte de la estación que funcionaba hasta ahora en Figueras y que se va a desmantelar por la próxima urbanización del terreno en que se enclava.

El regidor explica que la estación aportará además datos estadísticos tanto en materia de lluvia como de viento o temperaturas. Además, agradece la colaboración de Julio Martínez, un vecino del concejo que se ha prestado voluntario para gestionar este equipamiento de medición del tiempo.

Cuenta Martínez que desde siempre sintió pasión por todo lo relacionado con la medición del tiempo, pero que hace catorce años empezó a trabajar en una empresa de Ribadeo situada justo en frente de una estación meteorológica. Desde la ventana de su oficina veía al responsable del equipamiento y entró en contacto con él para conocer los pormenores de su labor. Poco a poco fue creciendo su curiosidad hasta que se animó a dar un paso más y proponerle al consistorio la solicitud de una estación para Castropol.

"Desde la delegación territorial de Oviedo para la AEMET vinieron a ver el terreno y les gustó el sitio", comenta Martínez, que está esperando a que en los próximos días se instalen los aparatos para comenzar a operar. Su colaboración altruista consistirá en pasar los datos a la AEMET una vez al mes; no obstante, está dispuesto a ir un poco más allá y crear una base de datos propia que pueda servir de ayuda a los vecinos.

Según la web de la Agencia, en el Occidente operan otras estaciones en puntos dispersos como Ouria (Taramundi), Ibias u Oneta (Villayón). La de Castropol será la segunda de la costa occidental, tras la que funciona en el Cabo Busto (Valdés).

Compartir el artículo

stats