Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El faro de Ribadeo, en la bocana del Eo, el primero de España que será un hotel

Un empresario local promueve el proyecto para hacer dos apartamentos en el interior del edificio, que espera tener listos en Semana Santa

Dos vecinos paseando junto al faro, ayer.

Dos vecinos paseando junto al faro, ayer. T. CASCUDO

El primer faro de España que se convertirá en hotel está en Ribadeo. Sus inquilinos podrán descansar en un enclave con inmejorables vistas a la ría del Eo y a la costa castropolense. El promotor de la iniciativa es el empresario ribadense José Luis López Braña, quien confía en poder

Las obras para construir el faro de Isla Pancha, en la bocana del estuario del Eo, justo en línea recta con la castropolense punta de la Cruz, empezaron en 1857 y en 1860 la instalación comenzó a funcionar. Lo hizo de manera ininterrumpida hasta 1983, cuando entró en servicio un nuevo faro en forma de torre, situado también en este islote ribadense. Ahora, 155 años después de su puesta en marcha, el viejo faro reabrirá sus puertas para servir de alojamiento a los turistas.

El proyecto de López Braña, que tramitó su solicitud formal ante la Autoridad Portuaria hace dos años, persigue crear dos apartamentos con capacidad para cuatro personas cada uno y transformar un antiguo garaje soterrado en cafetería. López Braña prevé una inversión de unos 100.000 euros para sacar el máximo partido a "un sitio especial y único". El ribadense siente la responsabilidad de ser el primero y confía en que el alojamiento logre ser un referente a escala nacional.

En Ribadeo no todo el mundo está de acuerdo con la conversión del viejo faro en hotel y, de hecho, nada más conocerse la autorización estatal nació una plataforma vecinal online bajo el nombre "Illa Pancha non se toca. O noso faro no é un resort", que se opone a la actuación por considerar que el faro debe seguir siendo un espacio público. López Braña está convencido de que su proyecto terminará gustando a todos e incide en que la actuación permitirá, precisamente, abrir las puertas del faro. El acceso a Isla Pancha está cerrado por una verja y no es posible para los vecinos acceder a la vieja infraestructura.

Cuando el pasado mes de mayo el Consejo de Ministros autorizó la iniciativa dejó claro que la actuación en Isla Pancha "no implica ninguna limitación a la prestación del servicio de señalización marítima y se limita al espacio disponible, en régimen de concesión, sin que el edificio del antiguo faro sufra alteración alguna". López Braña, que tiene la autorización estatal desde mayo, está pendiente de la licencia de obra del Ayuntamiento de Ribadeo para iniciar los trabajos.

Precisamente, el consistorio ribadense emitió esta semana una nota informando de la situación del expediente. El gobierno local explica que se le han solicitado nuevos informes al promotor y si, una vez se reciban, los técnicos emiten un informe favorable se le entregará la licencia solicitada, pues se trata de "un acto reglado".

La iniciativa forma parte del proyecto "Faros de España", puesto en marcha por Puertos del Estado, con el apoyo del Ministerio de Fomento. El objetivo es "poner en valor estos enclaves como elementos dinamizadores del turismo". El de Ribadeo será el primero, pero las autoridades portuarias están analizando otros diez proyectos similares en todo el país que podrían ser autorizados próximamente.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats