Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Castropol alerta de daños en el puerto por el aterramiento de la ría del Eo

El Alcalde, que reclama el dragado del estuario, explica que el "tesón" altera las corrientes y hace que el mar alcance con más fuerza la villa

Un vehículo transita ayer por el puerto de Castropol, durante la bajamar.

Un vehículo transita ayer por el puerto de Castropol, durante la bajamar. T. C.

El crecimiento del "tesón" o banco de arena de la ría del Eo sigue provocando problemas en las poblaciones ribereñas. El alcalde de Castropol, José Ángel Pérez, alerta ahora de daños en el muelle de Castropol, a donde el mar llega con más fuerza a consecuencia de los cambios de las corrientes propiciados por la acumulación de arena. El regidor ha puesto al tanto de la situación al director general de Infraestructuras y Transportes, José María Pertierra, a quien ha reclamado un dragado urgente del estuario.

"Antes, la corriente entraba y salía por Figueras, y llegaba sin fuerza a Castropol, pero ahora el canal que conecta con Figueras está casi cerrado, así que el mar entra directamente, en línea recta con el puente de los Santos, y, por tanto, llega a Castropol con más fuerza. Esto está causando daños en el muro del puerto", explica Pérez, quien precisa, además, que los daños en el muro son palpables en algunos puntos, como en las inmediaciones del club de mar de la villa. El regidor le ha planteado a Pertierra la posibilidad de articular alguna protección para el puerto, lo que también permitiría mejorar las condiciones de abrigo de la zona.

Para el regidor castropolense es necesario un dragado en condiciones de la ría que incluya la extracción de arena a tierra, algo que actualmente no permite la Ley de Costas. Así se lo trasladó Pérez a los responsables portuarios del Principado, que se comprometieron a analizar las posibilidades de llevarlo a cabo. "Es necesario aliviar el tarro de arena, que sobra en su mayoría. Esa arena podría servir para regenerar playas del entorno de la ría o para uso comercial. Creo que es una situación especial y hay que ver con Costas si se puede autorizar esta medida con carácter excepcional", añade el regidor, que lleva años reclamando una actuación en el estuario fronterizo con Galicia. Con él coincide buena parte de los profesionales que trabajan en la ría o vinculados a ella, como el astillero figueirense Gondán, al que la acumulación de arena le causa problemas.

El Alcalde de Castropol también planteó a Pertierra la mejora de la carretera del puerto de Castropol, especialmente en el trayecto que discurre bajo La Mirandilla. El consistorio quiere mejorar la vía y habilitar una zona específica para el peatón, pues esta es una zona de paseo habitual de los vecinos. Además, el equipo de gobierno sopesará la tala de todos o parte los árboles paralelos a la vía, pues muchos están "podridos y secos" y suponen un riesgo para los viandantes.

Pertierra y Pérez también hablaron de los dos desprendimientos registrados en la villa de Figueras, uno de los cuales afecta a la acera próxima al pósito y el otro, al mirador de Rapalacóis. En el caso de la acera urge una actuación pues, según constata el regidor, el derrumbe empieza a afectar a la carretera de acceso al puerto figueirense. "Debe hacerse una actuación para sostener la carretera con una escollera o un muro", precisa Pérez, quien espera que se pueda concretar una obra a la mayor brevedad. En el caso de Rapalacóis la competencia directa es de Costas, que ya invitó al Ayuntamiento el año pasado a afrontar en solitario los trabajos de reparación. El regidor volverá a abordar el asunto con los responsables directos para evitar nuevos daños en esta infraestructura.

En la reunión también se acordó la elaboración de un protocolo de actuación que regule las competencias del Principado y del Ayuntamiento en cada uno de los dos puertos del concejo. Se trata de tener claras las competencias para actuar con rapidez cuando se registre algún problema, como, por ejemplo, averías en las luminarias. Otro asunto tratado fue la posibilidad de hacer una raqueta que permita la parada segura del autobús a la altura del núcleo de Lois.

Compartir el artículo

stats