Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los astilleros de Figueras harán un barco para el mayor eólico marino del mundo

Es el decimotercer buque que el noruego Østensjø Rederi encarga a la firma local Gondán, que deberá tenerlo listo para dentro de dos años

Recreación de la embarcación que construirá Gondán. REPRODUCCIÓN DE T. C.

El astillero figueirense Gondán no hará uno sino dos barcos de apoyo a parques eólicos marinos. El pasado octubre la compañía firmó con Østensjø Rederi el primer contrato de estas características y, antes de rematarlo, el armador noruego ha encargado a Gondán un segundo buque de idénticas características, que deberá entregar en el tercer trimestre de 2018. La embarcación operará en el mayor eólico marino del mundo que está a punto de empezar a construirse en aguas del Reino Unido.

"Estamos encantados; y que dure", asegura el director de la compañía figueirense, Álvaro Platero, al respecto de la buena salud de la que goza la compañía naval. Es el décimo tercer buque que Østensjø Rederi construye en Gondán lo que, para el astillero asturiano, "refuerza la excelente relación existente entre ambas compañías".

La embarcación, al igual que el anterior encargo, será fletada por la compañía energética danesa Dong Energy -uno de los líderes en energía del norte de Europa- por un periodo de cinco años con opción a otro lustro adicional. Østensjø hizo anteayer público el nuevo contrato y su consejero delegado, Kenneth Walland, explicó que el trabajo premia los esfuerzos de su compañía para crecer en el sector de las energías renovables: "Estamos muy contentos de que Dong Energy nos haya concedido de nuevo una oportunidad emocionante e importante".

Como se trata de dos buques gemelos este nuevo encargo comparte dimensiones con el de octubre: tendrá 81 metros de eslora, 17 de manga y capacidad para acoger a sesenta trabajadores, cuarenta técnicos de turbinas eólicas y veinte personas integrando el equipo de marina de la embarcación. Estará diseñado por Rolls Royce Marine y contará con una pasarela y grúa equipada con la última tecnología para permitir el traslado del personal de mantenimiento desde el barco en condiciones seguras. También disponer de una embarcación auxiliar de 11 metros. Además el astillero explica que la embarcación "estará comprometida con la reducción de las emisiones y el ahorro de combustible".

El primer encargo, en el que ya trabaja Gondán, será entregado en la segunda mitad de 2017 y la embarcación operará ligada al parque eólico "Race Bank", del Reino Unido, que tiene 91 turbinas. Sin embargo, esta segunda embarcación, según informa Østensjø en su web, se destinará al Hornsea Project One, que promueve Dong Energy y que se convertirá en el mayor parque eólico marino del mundo. Se construirá a 120 kilómetros de la costa de Yorkshire, ocupará una superficie de 407 metros cuadrados y dispondrá de 240 turbinas.

Está previsto que el parque empiece a operar en 2020 y que pueda suministrar energía eléctrica a más de un millón de hogares del Reino Unido. La embarcación que fabricará Gondán está destinada a funcionar como buque nodriza para los técnicos que trabajen en el mantenimiento de este parque con el que Reino Unido se consagra en el referente mundial en energía eólica marina.

Gondán continúa apostando por nuevos mercados debido al estancamiento que vive el sector del petróleo. De hecho, el último buque de apoyo a plataformas petrolíferas fue entregado al armador noruego Simon Møkster el pasado marzo y de momento no tiene más encargos similares. El astillero figueirense trabaja ahora en el buque oceanográfico que encargó el Instituto de Investigaciones Marinas de Noruega, en un barco de transporte de peces en vivo, tres remolcadores y en estos dos barcos de apoyo a parques eólicos marinos.

Compartir el artículo

stats