Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SUSANA GARCÍA TARDÓN | Directora del AGC de Salud Mental en el área sanitaria II

"El Suroccidente es la única área sin un hospital de día para enfermos mentales"

"Está comprobado que la agresividad es menor en población con algún tipo de trastorno que en el resto de las personas normalizadas"

Susana García Tardón, en su despacho del centro de salud mental en Cangas del Narcea. D. ÁLVAREZ

Los participantes en el proyecto de integración social de personas afectadas por un trastorno mental que se desarrolla en el área sanitaria II, con cabecera en Cangas del Narcea, se despiden este jueves de la décima edición de la iniciativa promovido por los servicios del Suroccidente, financiado por la Consejería de Bienestar y que desarrolla la Asociación de Familiares y Personas con Enfermedad Mental de Asturias (Afesa). Susana García Tardón, directora de Gestión Clínica de Salud Mental, destaca los valores terapéuticos del proyecto y la importancia que tiene para una zona que no cuenta con un hospital de día para este tipo de enfermos.

-¿En qué consiste?

-Se trata de un proyecto de carácter social e integrador, que tiene la finalidad de mejorar los aspectos actitudinales y conductuales de las personas con trastorno mental, en relación con la mejora de su autoestima, su autonomía para la vida diaria, el manejo de un comportamiento social más adaptado y su integración social. En 2016 se ha desarrollado por décimo año consecutivo a través de un taller de artesanía en el que se han realizado distintos trabajos mediante la aplicación de diferentes técnicas sobre elementos reciclados, con la participación de una monitora y una educadora social.

-¿Qué se está consiguiendo a través de este trabajo?

-Los objetivos son diversos y abarcan un abanico amplio que va desde lo terapéutico a la adquisición de competencias sociales, pasando por el mantenimiento de la actividad diaria, el fortalecimiento de hábitos o el desarrollo de habilidades. En cualquier caso todo ello orientado a potenciar la integración social de las personas y al incremento de su autoestima. Es decir, que a través del taller se obtenga un resultado visible, de ahí que nos decantásemos por la artesanía, aunque también se han realizado jardinería, cocina, reparaciones domésticas y costura en otras ediciones.

-¿Cuáles son las necesidades de los enfermos?

-Muchas de las personas afectadas por un trastorno mental grave se encuentran en una situación de desigualdad y exclusión que se configura por múltiples elementos como son el bajo nivel de ingresos, dificultades de acceso a la vivienda, bajo nivel educativo, afectación de su salud, limitación de su red social, falta de cualificación profesional y promoción del empleo. Todo ello limita el desarrollo de su plan de vida. Por eso, las necesidades más urgentes para este colectivo son mejorar en aspectos relacionados con tareas cotidianas, competencias sociales, estructurar de su tiempo libre y de ocio y apoyo psicoeducativo a las familias.

-¿Qué respuesta encuentran en el resto de la sociedad este tipo de trastornos?

-Yo creo que la sociedad ha cambiado mucho en cuanto al estigma. Es verdad que sigue saliendo en prensa en ocasiones "esquizofrénico mata a la familia", aunque está comprobado que la agresividad es menor en población con trastorno mental que en el resto de población normalizada, pero sí que es cierto que aún se le da mucho morbo. En nuestro entorno rural el estigma está bastante limitado, bien aceptado y las personas viven perfectamente integradas con el resto de la sociedad. El mayor problema que tenemos con los trastornos es que se producen al final de la adolescencia e inicio de la edad adulta, el momento en el que uno está formando su profesión, su vida... Por ello, lo más difícil es el acceso al empleo. Nos encontramos con personas que no están formadas, por lo que hay que hacer cursos formativos y promocionar empleo protegido, el punto más conflictivo teniendo en cuenta que en la actualidad el empleo normalizado también es problemático.

-Y las familias, ¿qué tipo de apoyo reciben?

-A través de la colaboración que mantenemos con Afesa se desarrolla un taller psicoeducativo para familiares en el que participa una psicóloga de la asociación y la trabajadora social del centro de salud mental. Son talleres de 10 sesiones en los que se explica qué es el trastorno, qué se puede esperar, cuáles son las situaciones que nos generan estrés y cómo trabajarlas. Se desarrolla como un taller grupal y luego en consulta se resuelven las dudas y problemas. En esta línea también desarrollamos lo que llamamos la rehabilitación psicosocial de los trastornos mentales graves, muy necesaria para un óptimo tratamiento integral del trastorno y ponemos en marcha talleres de ocio y tiempo libre.

-En este sentido las familias reclaman un hospital de día para Cangas del Narcea y el resto de la comarca.

-Somos la única área sanitaria que no tiene hospital de día y este proyecto y los talleres que desarrollamos vienen a suplir en cierta manera esa carencia. Disponemos de la hospitalización en Oviedo, donde se nos ofertan los recursos que no tenemos en el área, pero es complejo ir y venir todos los días para los usuarios.

Compartir el artículo

stats