Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La compañía Black Dragon frena su plan para explotar el oro de Tapia

La empresa aurífera, advertida por una agencia reguladora de Canadá, reconoce que no puede abrir la mina hasta tener el estudio de viabilidad

Sondeos mineros en la zona del yacimiento aurífero.

Sondeos mineros en la zona del yacimiento aurífero. T. CASCUDO

La compañía aurífera Black Dragon (antigua Astur Gold) ha puesto el freno a su plan para explotar el yacimiento tapiego de Salave. La firma canadiense acaba de recibir una advertencia por parte de la British Columbia Securities Commission (BCSC), uno de los organismos reguladores del mercado que operan en Canadá,

Este comunicado llega tan sólo una semana después de que la compañía anunciase que durante el tercer trimestre de este año se iniciaría la tramitación de su nuevo proyecto y que estaba en fase de contratación de un equipo local para reactivar el proyecto y las relaciones con la comunidad. Sin embargo, la BCSC -que se ocupa de alertar a los inversores de posibles riesgos por parte de entidades o individuos- ha detectado "deficiencias" en el informe técnico elaborado por Mine Development Associates en octubre del año pasado y en el que se basó Black Dragon para planificar el nuevo intento de apertura de la mina de Tapia. La compañía dice ahora que el informe "es deficiente" y será revisado. En concreto, la empresa aurífera precisa que aún no tiene listo el estudio de viabilidad de la mina, ni tampoco actualizadas las reservas de mineral para el proyecto, dos documentos claves de cara a decidir la puesta en marcha de la mina.

"Los proyectos que se ponen en producción sin establecer primero las reservas minerales apoyadas por un informe técnico, y sin completar un estudio de viabilidad, tienen históricamente un riesgo mucho mayor de fracaso económico o técnico", apunta el comunicado, que firma el presidente de la firma, Brian Wesson.

La compañía, que pide a los lectores que no tengan en cuenta la información divulgada anteriormente, se compromete ahora a revisar su informe técnico y también explica -como ya avanzó en el comunicado de hace una semana- que ha contratado a la consultora Tetra Tech para completar a "corto plazo" una evaluación económica preliminar para el proyecto de Salave. La misma firma, añade Black Dragon, realizará el estudio de viabilidad para el plan minero tapiego, que debe estar listo en el cuarto trimestre de este año.

Black Dragon es el nuevo nombre de Astur Gold, la compañía que desde 2010 trata de abrir la mina de Tapia. Su primer proyecto y los dos modificados sucesivos no contaron con el visto bueno del Principado. En diciembre de 2014 se tumbó su último plan a partir de los informes negativos de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC). Astur Gold llevó al Principado ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), que aún no ha emitido sentencia al respecto, y le reclama una indemnización de 8,5 millones de euros.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats