31 de enero de 2017
31.01.2017

El complejo deportivo de Navia casi dobla sus abonos tras tres años de gestión pública

Las instalaciones, con 502 socios y más de un millar de usuarios habituales, tienen lista de espera en los cursillos de natación

31.01.2017 | 01:44
Instalaciones de la piscina de Navia, en La Granja.

Las cifras avalan el espíritu deportivo de Navia. El concejo cuenta con más de 30 clubes federados, organiza medio centenar de eventos al cabo de un año y, por primera vez, se superan los 500 abonos en las instalaciones deportivas municipales, situadas en La Granja. El crecimiento en el número de usuarios habituales, que se calcula en un millar sumando cursillistas y otras actividades, se ha dejado sentir en la programación de todo tipo de clases, doblando e incluso triplicando turnos. "Estamos muy satisfechos con la respuesta de la gente, que quiere decir que las cosas se hacen bien", señalan los responsables de las instalaciones, en manos públicas desde el mes de noviembre de 2013.

En esa fecha, el Consistorio recuperó la gestión directa de la piscina, el polideportivo y el gimnasio, por aquel entonces de capa caída, debido al deficiente mantenimiento que desarrollaba la empresa concesionaria del servicio. "En aquel momento, la instalación tenía 264 abonados. Tras algo más de tres años, tenemos 503 abonados, lo que supone un aumento muy considerable", apunta el gerente del complejo, Juan Pablo Suárez.

En cuanto a los cursillos de todo tipo que se ofertan en La Granja, se comenzó con una cifra de 220 participantes, que hoy ya es de 567. "Esto viene producido por un aumento de cursos y por la mayor aceptación de la gente a estas actividades", apunta Suárez, que añade que "siempre se están buscando novedades". El total de cursillistas y abonados suman 814, y si se tiene en cuenta que hay abonos familiares con un mínimo de tres personas, se puede afirmar que "más de mil personas utilizan de forma habitual estas instalaciones", asevera.

La piscina de Navia es, además, el punto que reúne a los escolares de gran parte de la comarca para aprender a nadar, a través del programa "Nadar es vida", implantado hace dos años, y en el que participan menores de Navia, Coaña, El Franco, Boal y Villayón. "Día tras día, los cursos están llenos. Tenemos lista de espera, y tratamos de reducirla todo lo posible para que los niños aprendan a nadar", incide Juan Pablo Suárez.

Este aumento en el número de usuarios, con más de 75.000 accesos al año, se debe, creen los responsables, al aumento de la inversión en las instalaciones. "El pasado año se amplió la sala de gimnasio, a la que se dedicaron 134.00 euros. Otros 80.000 euros fueron al mantenimiento y mejoras varias", apunta la edil de Deporte, Mirta Pérez.

El mayor uso de las instalaciones también se debe, señala Suárez, a la oferta que se ha planteado, "que es equilibrada y está dirigida a todo tipo de población, incorporando nuevas actividades, y ampliando el horario de apertura", en referencia a la franja horaria de tres y media a cinco de la tarde. "Y todo con unos precios muy competitivos, que no han subido desde que comenzamos", subraya el gerente.

De cara a este 2017, se espera poder plantear una serie de inversiones para mantener la línea ascendente. También se aguarda a la instalación de la caldera de biomasa. "Los ahorros energéticos serán importantes, y eso vendrá genial; se podrá invertir más en deporte", considera Suárez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído