09 de febrero de 2017
09.02.2017

La Quinta Selgas abre con límites

El gobierno de Cudillero confirma que el complejo de El Pito recibirá, previa cita, a escolares, grupos de interés e instituciones

09.02.2017 | 01:57
Un rincón de los jardines de la Quinta Selgas en El Pito.

La Quinta Selgas de Cudillero abrirá sus puertas en próximas fechas a "colegios, instituciones y grupos de interés". El gobierno de Cudillero confirmó que este es el planteamiento de la Fundación Selgas-Fagalde, gestora del complejo, para este año. Los interesados tendrán que pedir cita previa, según el gobierno local. Lo que se no se aclaró en la reunión en la que se estudió esta medida fueron los condicionantes de las visitas. Es decir, si serán de pago y los límites de los grupos.

El alcalde y patrono de la Fundación, Ignacio Escribano, recibe con ilusión esta limitada apertura. "Desde luego, para Cudillero es muy interesante", indica. "Sabemos el interés de la Fundación por abrir las puertas del complejo, pero es muy costoso", añade.

El concejal de Cultura, Felipe Fernández, también dio la bienvenida a la iniciativa, si bien señala que tiene "un componente cultural, pero no turístico". Se refiere a que esta apertura no repercutirá directamente en el sector turístico "porque los grupos que podrán acceder son muy concretos y en ningún momento se habla de visitas turísticas".

Desde hace cinco años, la Fundación abre la Quinta cada dos años, en verano y con un acicate concreto. En los últimos veranos (2012, 2014 y 2016) expuso obras restauradas en el Museo del Prado o propiedad de la famosa pinacoteca madrileña gracias a un convenio suscrito entre ambas instituciones.

En el patronato de la Fundación tienen representación el Ayuntamiento, el Principado, la Universidad de Oviedo, el Arzobispado y los patronos privados. La Quinta de Selgas es un majestuoso complejo ubicado en El Pito que los hermanos Ezequiel y Fortunato Selgas y Albuerne levantaron gracias a su impresionante fortuna. Destaca por su valioso patrimonio cultural e histórico, perfectamente conservado, y por sus impresionantes jardines, también muy cuidados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook