28 de marzo de 2017
28.03.2017

El Franco mima sus montes públicos

Los ocho alumnos del taller de repoblación forestal franquino atienden desde junio los pinares municipales de Treixido y A Cobolla

28.03.2017 | 01:39
Trabajos de repoblación en el monte A Cobolla.

Los montes públicos franquinos Treixido y A Cobolla están mimados y atendidos desde el pasado junio por los ocho alumnos participantes en el taller de empleo "El Franco VI", que versa sobre repoblaciones forestales y tratamientos selvícolas. Además de ofrecer a los participantes las herramientas necesarias para desarrollar una actividad profesional ligada al sector forestal, los responsables de este taller hacen hincapié en la importancia de cambiar la mentalidad para sacar partido a todo el potencial que encierra el monte.

"El monte hay que cuidarlo como un cultivo más y hay que mentalizar a la gente de toda su riqueza. Estamos en el inicio de lo que debería ser el aprovechamiento de todas las posibilidades del monte como recurso económico, pero para ello se necesita tiempo, conocimiento y planificación", precisa el ingeniero técnico agrícola y monitor Ramón Candia. Insiste en que el cuidado del monte permite mejorar su rendimiento, no solo porque se consigue madera antes, sino porque se eliminan plagas y otros problemas. En este sentido, no pasa desapercibido el gran incendio que sufrió El Franco: "La limpieza del monte evita la proliferación de los incendios; en un monte limpio poco hay que quemar y tratamos de concienciar sobre ello a los alumnos".

El taller combina formación teórica con clases prácticas que se desarrollan en el monte Treixido, de San Juan de Prendonés, y en A Cobolla, de A Braña. Este último resultó parcialmente afectado por el incendio de diciembre de 2015.

En ambos casos se trata de plantaciones de pino "pinaster".

En A Cobolla se han plantado 3,5 del total de 6,5 hectáreas de superficie de la finca, mientras que en Treixido las labores se centraron en atender la plantación, ya muy avanzada. El buen ritmo de trabajo ha permitido limpiar y desbrozar las 10 hectáreas, cuando inicialmente solo se iba a hacer el trabajo en 1,5. "Nos sentimos sumamente orgullosos del trabajo", manifiesta Candia.

Como actividad paralela decidieron acondicionar un viejo invernadero del Ayuntamiento ubicado en la finca municipal "A Pasadía", y allí hacen trabajo de germinación forzada de pino "pinaster" a partir de semillas del monte Treixido, con el objetivo de "mejorar las prácticas".

Además, dentro de la tarea de sensibilizar sobre plantas autóctonas ensayan la reproducción vegetativa de tejo, alcornoque y acebo. "La gente debe de salir con conocimientos y cuanto más aprendan, mejor", expone Candia junto a Ángeles Luz, directora del taller, que se prolongará hasta junio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído