29 de marzo de 2017
29.03.2017

Cultura decidirá sobre las investigaciones en el centro grandalés del Chao Samartín

El nuevo convenio fija las competencias del Consistorio y del Principado y regula el acceso de los científicos al material

29.03.2017 | 01:45
Patio de la domus del Chao Samartín con las tres columnas que se conservan y una basa, en primer término.

Los investigadores que cuenten con autorización de la Consejería de Cultura podrán acceder a los fondos y materiales que alberga el centro de interpretación del Chao Samartín, en Grandas de Salime. Necesitarán, eso sí, un informe favorable de la dirección del Museo Arqueológico de Asturias. Es uno de los puntos que se recogen en el nuevo convenio que regula el depósito de materiales en el centro grandalés, firmado entre el Consistorio de Grandas y el Principado, y que se hizo público en la jornada de ayer.

El convenio persigue formalizar el depósito de los materiales del Museo Arqueológico de Asturias que proceden de las excavaciones en los yacimientos castreños de la cuenca del Navia y concejos vecinos, y que en la actualidad se exponen en el centro de interpretación del Chao, un edificio municipal, pero financiado por el Principado, que se creó a raíz de otro convenio firmado entre las administraciones en 2004.

El acuerdo actual estará vigente por cuatro años, con opción a prórroga. El Ayuntamiento se compromete con su firma a asumir los gastos del funcionamiento del centro de interpretación, así como aquellos gastos de traslado y almacenaje que puedan originarse. También debe garantizar la seguridad de las piezas, así como su buena conservación, siguiendo unos estrictos parámetros en cuanto a condiciones como la luz y la humedad.

Por su parte, el Principado tiene entre sus funciones las de proponer o realizar actuaciones de restauración de las piezas, tramitar las solicitudes y autorizaciones para el estudio de las mismas, y realizar inspecciones de forma periódica. Además, prestará ayuda para llevar a cabo el manejo de los bienes con corrección.

Por último, el Ayuntamiento tendrá que solicitar "autorización expresa" a la Consejería para analizar las piezas, así como para obtener copias o moldes de las mismas. "La manipulación de las piezas siempre se realizará con la debida precaución y personal especializado", reza el acuerdo.

Los fondos depositados en el centro grandalés suman cerca de tres mil elementos y muestras, todos ellos extraídos del propio Chao Samartín, así como de otros yacimientos del Navia, entre ellos los de Cabo Blanco (El Franco), Mohías y El Castelón (Coaña), Pendia (Boal) y el túmulo El Canadeiro (Grandas de Salime). También hay piezas de asentamientos mineros de Allande, Salas y Belmonte.

Tras varios años de tensas relaciones entre Ayuntamiento y Principado, con el veto a determinados arqueólogos y presencia de la Guardia Civil incluidos, este acuerdo fija las competencias de cada ente, y plantea buscar la óptima conservación del material.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído