11 de abril de 2017
11.04.2017

Reparten 200 trampas contra la velutina en Vegadeo y Castropol

Los consistorios realizan un registro de trampeadores para recuperar los artefactos y evaluar su efectividad

11.04.2017 | 01:28

Los Ayuntamientos de Vegadeo y Castropol han puesto en marcha el reparto de las 500 trampas adquiridas para combatir la "Vespa velutina" o avispón asiático, y ya han entregado más de doscientas. Son los primeros municipios de la comarca que ponen en marcha una iniciativa de este tipo, que ha supuesto un desembolso de 4.000 euros (2.000 euros para cada consistorio).

El objetivo de estas trampas es capturar el mayor número posible de reinas de velutina, lo que permitirá minimizar la proliferación de nidos durante el verano. Este trabajo de trampeo se debe hacer en primavera, aproximadamente hasta el mes de junio y preferentemente en zonas ajardinadas, ya que el avispón acude en esta época a plantas de origen asiático como camelias y rododendros.

El concejal de Medio Ambiente de Vegadeo, Daniel Lasheras, fue el promotor de esta iniciativa, a la que después se sumó Castropol. Explica que el reparto marcha bien en suelo veigueño y en la primera semana ya se han distribuido más de la mitad de los dispositivos. No obstante, aún queda disponible un centenar de estas trampas, de ahí que Lasheras anime a los particulares a acudir al consistorio.

También en Castropol esta iniciativa está teniendo muy buena acogida, como constata el edil Ramón González. Ya se han repartido más de 80 trampas y el consistorio detecta "mucho interés" entre la gente, que no para de interesarse por estas trampas.

Tanto Vegadeo como Castropol están elaborando un registro con los trampeadores de cara a medir la eficacia de estos dispositivos y también para poder recuperarlos una vez finalice la época de trampeo. No en vano, cada vecino que retire una trampa debe inscribirse en el registro y comprometerse a facilitar los datos de capturas eficientes. Cuando finalice esta campaña de trampeo deben devolver los aparatos a los respectivos consistorios.

Ambos municipios han emitido sendos bandos en los que dan información sobre el procedimiento. Las trampas se entregan junto a varias dosis de atrayente. Esta sustancia, que se debe mezclar con agua en el vaso trampeador, se cambia cada quince días aproximadamente. Los consistorios explican además que los ejemplares capturados en la trampa deben ser destruidos, ya que después de caer en la trampa parecen muertos pero solo están paralizados.

De manera paralela al reparto de trampas a los particulares, los propios ayuntamientos instalarán algunas en las áreas verdes municipales. En Vegadeo ya se han instalado en el parque del Medal, el área recreativa del Noveledo y en Piantón. Por su parte, Castropol está esperando a determinar cuántas trampas resultan sobrantes para proceder a la distribución en parques públicos.

Por otro lado, el consistorio veigueño y la Asociación de Abeyeiros del Occidente de Asturias (Abeyoas) han sido convocados por los responsables de Desarrollo Rural a una reunión que se celebrará el próximo lunes 17 de abril y que fue solicitada a finales de enero por ambas entidades. En el encuentro, al que también asistirá un representante de Castropol, pedirán a la administración información sobre sus planes para combatir esta especie invasora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído