Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CARLOS PINTADO | Nuevo gerente del área sanitaria II, con cabecera en Cangas del Narcea

"El centro de salud de Cangas tendrá que salir más pronto que tarde del hospital"

"Las enfermedades graves, los tumores, se están operando con rapidez; hay listas de espera en patologías banales"

Carlos Pintado, ayer, en su despacho del hospital cangués. D. ÁLVAREZ

Hace un par de semanas que el área sanitaria II, con cabecera en Cangas del Narcea, en el hospital comarcal Carmen y Severo Ochoa, estrenó nuevo gerente. Carlos Pintado (Oviedo, 1957) acaba de instalarse en la villa canguesa, donde residirá de lunes a viernes para, según él, conocer la comarca y escuchar a la gente. Pintado, que en los últimos tiempos estuvo trabajando en la dirección de recursos humanos de los servicios centrales del Sespa y con anterioridad como director de gestión de un centro hospitalario de Toledo y del hospital San Agustín de Avilés, viene con la idea de permanecer en el cargo: "No tendría ningún problema en jubilarme aquí".

-¿Qué le motivó a hacerse cargo de la gerencia del área sanitaria II?

-Continuar mi carrera profesional. Llevo 15 años de directivo, empecé en el hospital San Agustín de Avilés de jefe de personal, luego fui subdirector de gestión y también director... el siguiente paso era ocuparse de una gerencia y, como es lógico, en un hospital pequeño.

- ¿Cuál ha sido la impresión que se ha llevado de esta área?

-Vengo de trabajar en hospitales grandes, así que lo primero que me sorprendió es que es un hospital pequeñito que se recorre muy pronto. Pero lo que más me llamó la atención fue la disposición de la gente, con un carácter más abierto, cariñoso, amable y predispuesto al trabajo, algo muy distinto a hospitales como el HUCA. En cuanto a instalaciones, tenemos un hospital que tiene 30 años y ya está un poco viejo. Con esta edad los centros ya tienen carencias y hay que empezar a hacer un plan director para realizar obras a medio y largo plazo.

-¿Qué inversiones esperan?

-Este verano acabaremos de poner los baños en las 16 habitaciones que quedan y para el año que viene habrá que empezar con un plan que no sea solo pintar, queremos empezar a cambiar las camas por otras eléctricas en un plan trienal y se plantea renovar puertas de alguna unidad de enfermería. En cuanto a aparataje, este año llegaron la torre de laparoscopia, el endoscopio y el broncoscopio. Además, se sustituirán otras herramientas, como un videocolonoscopio. En total habrá una inversión de 250.000 euros. Y el TAC estará en funcionamiento a principios de julio, la semana pasada se resolvió el concurso.

-La falta de algunos profesionales ha sido un problema en los últimos meses. ¿Se solucionará con las oposiciones?

-El hospital está bien dotado. La plantilla orgánica es adecuada a las necesidades del hospital. En personal de enfermería y no sanitario está bien cubierto. El gran problema se presenta en varias especialidades médicas que además suelen ser claves, como es anestesia, en las que hay más demanda que oferta de profesionales. En pediatría no estamos cubiertos al cien por cien, pero el dispositivo está bastante bien repartido y concienciado. Ahora se nos presenta un problema más serio en otorrino y en anestesia, lo que acarrea disfunciones serias de no poder intervenir quirúrgicamente todo lo que podríamos absorber y tener quirófanos infrautilizados. Pero es un problema general que se extiende más allá de esta área. De todas maneras, con la OPE (oferta pública de empleo) podemos obtener soluciones. Si salen adelante los planes del servicio de salud de hacer oposiciones bianuales, incluso traslados previos, nos beneficiaremos. Porque para tener plaza en propiedad en los hospitales centrales la opción va a ser consiguiéndola primero en las alas, donde tendrán que estar dos o tres años para pedir traslado hacia el centro.

-¿Cuál es la situación de la lista de espera en el hospital?

-Aquí no es preocupante, estamos en la zona media de Asturias y baja con respecto de otras comunidades. Eso no quiere decir que sea bueno, lo bueno sería que fuese lo suficientemente ágil para que las patologías se fueran eliminando por su gravedad. Por ahora, las enfermedades graves, los tumores, se están operando con rapidez. En lo que sí tenemos más espera es en las patologías banales, intervenciones de día o pocos días de ingreso, que tienen una lista de espera un poco más alta. Lo que se debe resaltar es que aquí solo hay una lista de espera, no hay ni lista "B" ni "C".

-Otro de los problemas del hospital es el espacio.

-Hay problemas de espacio, hay zonas que necesitan crecer, y el centro de salud tendrá que salir más pronto que tarde del hospital, es un viejo sueño de la gente de Cangas y de la Consejería y del Servicio de Salud. Ha habido problemas que han hecho que se demorara su construcción, pero esperamos que en los próximos años se logre cerrar la ubicación y la construcción del edificio para su puesta en marcha fuera del hospital. Poder ganar esos metros cuadrados sería un balón de oxígeno para el hospital.

-En Berducedo se planteó la idea de crear un servicio de atención a peregrinos. ¿Cuándo se pondrá en marcha?

-Lo estamos estudiando con dirección de Enfermería y lo pondremos en marcha este verano en las zonas de paso de peregrinos como son Tineo, Pola de Allande y Berducedo. Vamos a poner una consulta de atención al caminante durante una hora diaria, en principio de enfermería porque sus principales problemas tienen que ver con hacer curas.

-¿Otros objetivos?

-El plan prioritario para esta legislatura es potenciar la atención primaria, dotar de todo el material sanitario que precisen a los centros de salud y, sobre todo, acercar la sanidad al paciente sano. Después del verano vamos a realizar un ciclo de charlas en los cinco municipios del área sobre ciertas patologías.

-¿Qué piensa del temor que existe en la zona sobre la merma de servicios en el hospital?

-La intención es potenciar los hospitales de las alas y en Cangas del Narcea se está viendo que se están haciendo obras continuas de mejora y crecimiento.

Compartir el artículo

stats