13 de abril de 2017
13.04.2017
Semana Santa Asturias

El Cristo del Perdón ilumina y blinda el centro de Luarca

Las nuevas medidas de seguridad obligan a cerrar las entradas durante la procesión

12.04.2017 | 23:49
Un momento de la procesión, en la calle El Pilarín.

El Cristo del Perdón iluminó y obligó ayer a blindar el centro de Luarca. La talla salió puntual a las nueve y media de la noche de la iglesia Santa Eulalia e hizo un recorrido que por primera vez fue con las entradas de Luarca cerradas con vehículos y grúas municipales para evitar posibles ataques ante la alerta mundial. Las fachadas y ventanas iluminadas de la capital valdesana, junto a la luz de los cirios, acompañaron al Cristo en una procesión que emocionó y llenó las calles.

La banda de música "La Lira" recibió la imagen con el himno de España. Este año sonaron más los tambores (que se incorporaron a los instrumentos de la agrupación) y la meteorología concedió una tregua tras varias ediciones de agua y frío. Dicen los miembros de la Real Hermandad que cuando la temperatura es agradable "se nota en el ritmo de la procesión". La de ayer no tuvo prisa. Las imágenes llegaron de nuevo a la iglesia pasadas las once de la noche y tras casi dos horas de recorrido. Los luarqueses y foráneos que tomaban fotos agradecieron este pausado ritmo que, al tiempo, dejó las calles del centro de Luarca en silencio.

El matrimonio formado por Verónica Arévalo y José Luis Fernández se retrataron en la iglesia con el Cristo del Perdón para después acompañar a la talla. "En la familia, acudir a estas procesiones es una tradición", dijo la primera. Su hijo mayor, Javier Arévalo, llevó este año un cirio después de procesionar los últimos cinco años con las insignias. Este año, la talla del Cristo del Perdón estaba decorado con olivo, rosas, claveles, alelíes y espuelas de caballero. El repertorio cambia todos los años y está diseñado con antelación. "Se evitan los imprevistos", comentó una devota.

La Real Hermandad del Nazareno organiza las procesiones con mimo y cautela. Adelino Suárez condujo otra vez la imagen, como en los últimos 25 años. Antes, comprobó las luces y la dirección de la talla, instalada en los bajos. En la calle esperaban centenares de personas devotas de la Semana Santa de Luarca, una de las más antiguas y famosas de Asturias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído