08 de diciembre de 2017
08.12.2017

María Heres, la joven de Oviñana que representa a Asturias con su voz

"A veces tengo que renunciar al ocio", dice la mezzosoprano, que mañana cantará en Alicante en el certamen "Melómano"

08.12.2017 | 01:23
María Heres, en uno de sus conciertos.

María Heres Peláez tiene 21 años y una pasión: el canto. Mañana participará en el certamen nacional de interpretación intercentros "Melómano", un cita musical que se celebrará en Alicante y que medirá su talento y el de otros 16 aspirantes de diferentes comunidades autónomas.

De Oviñana (Cudillero), la joven mezzosoprano no recuerda bien cuando empezó a cantar: "Fue de pequeña; me gustaba la música y todo lo que rodea este mundo", recuerda. Sus padres formalizaron la matrícula en la escuela municipal de música de Cudillero. María Heres cursó grado elemental de piano mientras formó parte de varios coros amateur. Cuando llegó el momento de abandonar la escuela municipal, su profesora Alma González le sugirió hacer la prueba de acceso al Conservatorio de Oviedo en la modalidad de canto. "Entré y hasta ahora, que estoy con el quinto curso", dice María Heres.

En la actualidad, esta vecina de Oviñana está dedicada a cantar. Explica que cuida su voz "porque se abriga", pero no es partidaria de "pócimas". "No hago nada especial, sí estudiar casi todo el día; yo diría que dedico a la música la mayor parte de las horas de vigilia", añade.

Detrás de su éxito hay mucha entrega. Procura estar descansada para cada concierto "y a veces tengo que renunciar al ocio; decir 'no puedo salir hoy o no puede ir a cenar fuera porque mañana hay concierto'".

Ganar el certamen intercentros "Melómano" de Asturias, clasificatorio para la prueba nacional, fue para ella un aliciente. "No lo esperaba", dice. Las pruebas tuvieron lugar en Gijón a mediados de noviembre y en ellas participaron seis alumnos, lo mejor de los conservatorios de música de Asturias. María Heres, que valoró la posibilidad de participar después de leer un cartel, asegura que está "satisfecha" con su trabajo. Ayer ya estaba en Alicante. Ella dice que sale al escenario siempre con la misma entrega, "tenga de público a diez o a 100 personas". Ofrece un concierto en las fiestas del pueblo y no falta a la convocatoria mensual de su profesora, Begoña García Tamargo. "La música es mi vida", confiesa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook