13 de marzo de 2018
13.03.2018
VISITACIÓN BLANCO | Directora del centro de educación básica Aurelio Menéndez

"Nuestro proyecto suple carencias de idiomas y culturales del entorno rural"

"Si el módulo de vitivinicultura se ubicara en Ibias, sería bueno para la comarca; es una vieja reivindicación"

13.03.2018 | 01:37
Visitación Blanco, ayer, en el colegio Aurelio Menéndez.

El centro público de Educación Básica Aurelio Menéndez, en San Antolín de Ibias, inaugura hoy una nueva edición de su proyecto "Ibias, lenguas y culturas", donde la clave está en la convivencia de los alumnos con escolares de otros centros y la apertura del colegio al resto del mundo. Un proyecto que su directora, Visitación Blanco, define como "multidisciplinar" y recalca que implica a todas las asignaturas en su desarrollo.

-Este año el proyecto contará con participantes de relevancia, como son el presidente Javier Fernández o el Padre Ángel.

-Las personalidades que participan en él dejan su huella y lo dotan de contenidos, pero lo importante es el proyecto en sí, que tiene una estructura multidisciplinar que afecta a todo el centro, materias y profesores.

-Comienza con la convivencia con otros colegios. ¿Qué supone para los alumnos?

Tenemos un proyecto educativo muy bien diseñado, basado en nuestro contexto geográfico, económico y social, y sabemos que uno de los grandes problemas que tiene el medio rural es el despoblamiento. Nos afecta directamente en los centros educativos con una baja matrícula, lo que supone que los alumnos tienen pocas posibilidades de socialización, que es uno de los objetivos de los colegios. Propiciar tiempo y espacio de nuestros estudiantes con los de otros centros es uno de los máximos objetivos de este proyecto. Conseguir que tengan ese principio básico de la escuela de la igualdad de oportunidades es algo que siempre tenemos en mente.

-¿Cómo debe ser la educación en el medio rural?

-A pesar de las potencialidades que tiene, que es un entorno maravilloso, donde prevalece la autoridad del profesor y tenemos esa dignificación perdida en ámbitos no tan rurales, sí que necesitamos traer el mundo a Ibias. A través de este proyecto, las carencias culturales o idiomáticas que pueda tener un entorno rural se suplen y conseguimos que cuando los chavales salen de aquí vayan perfectamente preparados.

-Ibias es candidata para impartir formación sobre vitivinicultura. ¿Qué supondría que se instalara en el centro ese ciclo formativo?

-Si el módulo se ubica en Ibias sería bueno para toda la comarca y debemos de tirar por ello. Es una vieja reivindicación de este centro, ya fuimos hace 12 años con el proyecto al Ayuntamiento. Somos el concejo por excelencia del vino gracias a nuestro microclima y nuestros suelos de pizarra. Además, tenemos un edificio escolar impresionante que ha estado a la vanguardia, ha sido foco de innovación desde el principio por el trabajo de su personal y que debemos aprovechar dándole un sentido educativo.

-Entre las actividades del proyecto, este año se recordará la figura del recientemente fallecido Aurelio Menéndez.

-Para nosotros era una persona que siempre estaba ahí para felicitarnos por nuestro trabajo y para hablar de nosotros muy bien allí donde iba, era nuestro mejor embajador. Con su pérdida tenemos la sensación de habernos quedado huérfanos y para nosotros hacerle un homenaje va a ser como un deber cumplido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook