05 de mayo de 2018
05.05.2018

Dos espigones y un dragado, las opciones para mejorar la bocana de Puerto de Vega

"Habría que buscar la fórmula adecuada para financiar la obra", plantea el alcalde de Navia, que la ve "muy beneficiosa" para los pescadores

05.05.2018 | 04:20
Una embarcación entrando a puerto en Puerto de Vega, a su paso junto al espigón oeste.

El informe encargado por la Consejería de Infraestructuras del Principado para dar una solución a los problemas que presenta el puerto de Puerto de Vega propone tres alternativas: la construcción de un espigón en el este, de 238 metros de longitud; levantar un dique sensiblemente menor (210 metros de longitud), y, como tercera vía, un dragado y la eliminación de los bajos que afectan al canal de navegación, una propuesta que no precisaría de nuevos muros.

La cofradía de pescadores, que lleva años clamando por una actuación que garantice la seguridad de los marineros locales, ya tiene en sus manos este estudio, que valora la construcción del dique en unos trece millones de euros (doce, en el caso del de menor tamaño). El dragado, la medida menos efectiva de todas, apenas superaría el millón de euros de inversión.

El informe deja patente que, si bien "los niveles medios de agitación en las dársenas interiores del puerto de Puerto de Vega son aceptables y seguros para que las embarcaciones puedan estar amarradas en todo tiempo", más problemas da la entrada a la dársena: "Las embarcaciones que afrontan la maniobra de entrada a puerto se ven forzadas a realizar una virada brusca a estribor", señala. El paso, de unos 14 metros de ancho, es "claramente insuficiente en situaciones duras de mar o de escasa visibilidad o mareas bajas", reza el informe.

El dique de mayor tamaño ofrecería una bocana de unos 60 metros de anchura, y reduciría en hasta un 60 por ciento la agitación en el interior de la dársena. El de 210 metros dejaría una entrada de 40 metros, y su efecto sería menor.

El equipo de gobierno socialista de Navia apuesta "por que se construya la mejor opción, aunque eso es un deseo; la realidad es otra", según apunta el alcalde, Ignacio García Palacios, haciendo referencia a las dificultades de la financiación. "Habría que buscar la fórmula adecuada". Eso sí, no alberga dudas sobre los beneficios que tendría el dique: "Su construcción sería notablemente beneficiosa para el puerto, y ampliaría su capacidad para albergar barcos. Facilitaría la entrada de embarcaciones de mayor tonelaje, y daría un mayor desarrollo turístico", dice García Palacios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook