Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Visita en profundidad al Chao Samartín

"La gente está muy interesada en conocer qué podría alterarse con la obra", explica el guía de la jornada, el arqueólogo Ángel Villa

Asistentes a la visita al castro Chao Samartín del sábado.

Asistentes a la visita al castro Chao Samartín del sábado. LUMIEIRA

Medio centenar de personas acudieron el sábado a la visita guiada del castro Chao Samartín, en Grandas de Salime, organizada por la asociación "Lliga celta d'Asturies" y que contó con las explicaciones del arqueólogo Ángel Villa. La visita consistió en un completo recorrido por las instalaciones del museo y por el propio castro que llevaron a los visitantes a viajar hasta finales de la Edad del Bronce, la Edad del Hierro, la época romana y hasta el período medieval, deteniéndose también en la actualidad de los restos arqueológicos.

Precisamente, la visita tenía una parte reivindicativa. Con ella se quería mostrar a los visitantes cómo las obras de consolidación del castro que están aprobadas pueden ser perjudiciales para el yacimiento y para la información que aún puede aportar.

"La gente está muy interesada en conocer qué valores podrían verse alterados con esa intervención", señaló Villa. Por ello, apuntó que el recorrido por el castro se desarrolló "siguiendo los valores arqueológicos que acumulan las ruinas porque es muy importante la configuración que le proporciona el soporte para dar información", recalcó.

Los asistentes, tanto vecinos del concejo como visitantes llegados de otros puntos de la región, pudieron disfrutar, además, de una visita por el museo y conocer su historia, así como recorrer las colecciones expuestas en el mismo, como introducción a la entrada al yacimiento arqueológico, donde se detuvieron especialmente en la domus y en la acrópolis. La visita fue una experiencia nueva para los participantes y el propio arqueólogo, que confesó que se trataba de la primera vez que se convocaba una presentación de campo sobre el propio yacimiento.

Compartir el artículo

stats