El Ayuntamiento de Cangas del Narcea se plantea la elaboración de una ordenanza para regular las tiradas a mano en las fiestas del Carmen y la Magdalena. Una medida con la que se pretende incrementar la seguridad de los numerosos espectáculos pirotécnicos que se celebran en Cangas y evitar que vuelva a producirse un suceso como el ocurrido la noche del 21 al 22 de julio, cuando los voladores preparados para la tirada nocturna explosionaron en la máquina causando veinte heridos leves y numerosos destrozos en inmuebles.

"La ordenanza regularía las tiradas a mano y sancionaría a quienes incumplan el plan de autoprotección, es la única manera de garantizar las fiestas según las entendemos", explicó el alcalde, José Víctor Rodríguez. El regidor rechaza que, a raíz de la explosión del pasado sábado, se modifique la forma de disparar en las fiestas y, por ello, apuesta por incrementar la seguridad. "Lo artesanal, lo significativo e identificativo de Cangas, es la tirada a mano, y eso es algo que no puede desaparecer", subrayó ante la delegada de Gobierno en Asturias, Delia Losa, con quien mantuvo una reunión en la tarde de ayer en la que también estuvieron presentes miembros de la Guardia Civil.

La Delegada del Gobierno destacó que durante el accidente "se habían puesto en práctica las medidas de seguridad correspondientes" y coincidió con el Alcalde en reforzarlas "sin que las fiestas pierdan su singularidad" pero evitando que "se vuelva a producir un hecho como el acaecido".

El coronel de la Guardia Civil, Javier Almiñana, hizo hincapié en que las fiestas del Carmen y la Magdalena están sujetas a la norma en el uso de la pólvora y que la misma se respetó en el día del suceso. "La norma se cumplió en esta ocasión, ha habido las inspecciones y la vigilancia adecuadas, ahora estamos investigando y cuando se resuelva se sabrá más", señaló.

En la oficina de Atención Ciudadana continúa la recogida de denuncias por daños en edificios, que ya suman 320. Precisamente, la Asociación de Profesionales y Empresarios Autónomos de Cangas, Apesa, ha querido agradecer en nombre de sus socios y del comercio cangués, con numerosos locales afectados por los desperfectos causados por la onda expansiva, que llegó tanto a las calles centrales de la villa como a otras más alejadas, la actuación del Ayuntamiento y de los cuerpos de seguridad que prestaron vigilancia a las tiendas que quedaron expuestas por la rotura de escaparates.

Por su parte, la Junta Local de Hostelería destacó el buen funcionamiento del Plan de Seguridad de las fiestas y recuerda que, a pesar de lo ocurrido, "nuestras fiestas son seguras, se producen menos daños personales que en otras de la región en las que no hay presencia de pólvora", enfatizó su presidente, José Manuel García.