11 de agosto de 2018
11.08.2018

Berducedo exige mejor cobertura de móvil e internet: "La conexión se cae continuamente"

"Me paso el día explicando a los peregrinos que no hay conexión", lamenta Isabel Cadenas, que regenta uno de los albergues de la localidad

11.08.2018 | 01:32
La peregrina italiana Martina Maioli firma en las hojas que le ofrece Justa Núñez.

Los vecinos de Berducedo, en el concejo de Allande, se han movilizado para exigir que se dote al pueblo de un buen servicio de cobertura telefónica y de internet. En el mes de julio comenzaron una campaña de recogida de firmas para entregar en el Ayuntamiento y en la Oficina del Consumidor, con las que piden a la Administración local que realice "las gestiones necesarias para ampliar la cobertura móvil y de internet en Berducedo y los pueblos de alrededor".

Asimismo, solicitan que facilite la presencia de más empresas de telecomunicaciones, puesto que en la actualidad los vecinos de la localidad solo tienen la opción de contratar con una compañía y denuncian que el servicio tampoco es óptimo.

Más de cuatrocientas firmas llevan recogidas en la localidad allandesa en menos de un mes, y la intención es hacer entrega de ellas en septiembre. Vecinos de la zona y peregrinos son los principales participantes en esta recogida, al ser también los más afectados por la falta de este servicio.

"Me paso el día explicando a los peregrinos que no hay cobertura y que la conexión a internet que tengo a través de satélite no me da un servicio fijo y estable", se lamenta Isabel Cadenas, que regenta uno de los tres albergues privados que hay en la localidad. Explica que en su casa solo obtiene cobertura apoyando el teléfono en una de las ventanas, lo que le complica su trabajo a la hora de atender las reservas y demandas de los peregrinos.

Borja Pérez lleva otro de los albergues y un establecimiento hostelero en la localidad, y ha optado por colocar en su local un amplificador de señal que le ofrece la posibilidad de tener una mejor conexión. "Esto encarece el coste del servicio, pero lo necesitaba para que me funcionase el datáfono. Hoy en día la gente utiliza la tarjeta para pagar cualquier compra y ya no viaja con dinero en efectivo", recalca. Asegura que en muchas ocasiones tiene que dejar su teléfono privado a los caminantes para que puedan hablar con familiares o reservar su estancia en la siguiente etapa, ya que sus compañías no tienen cobertura en la zona.

También a las ganaderías la ausencia de un servicio estable de cobertura entorpece su trabajo diario. Justa Núñez asegura que muchas de las exigencias burocráticas que tiene en su explotación ganadera puede resolverlas por internet sin necesidad de desplazarse los más de 20 kilómetros que hay hasta Pola de Allande, pero no siempre le funciona. "Estoy en una parte del pueblo en la que supuestamente funciona internet 4G y hay cobertura, pero para hablar por el móvil tengo que salir de casa, y la conexión se cae continuamente", detalla.

Esta será la segunda vez, en siete años, que reclamen con firmas la mejora del servicio telefónico y esperan que sus demandas sean atendidas, ya que consideran que su situación no es digna del siglo XXI.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook