13 de agosto de 2018
13.08.2018

Navia mete el turbo festivo

El espectáculo de la motonáutica y el reparto del bollo marcan el inicio de las celebraciones en la villa, con "un programa completo, para todos"

13.08.2018 | 01:39

Velocidades de vértigo, giros espectaculares y mucha emoción. La ría de Navia se convirtió ayer en un circuito donde los bólidos del agua hicieron las delicias de los espectadores, en la ya clásica prueba de motonáutica que organiza cada verano la Escudería Navia Motor Club. La competición de todo el fin de semana se convirtió en un prólogo perfecto para las fiestas patronales de Nuestra Señora de la Barca y San Roque, que se inician mañana con el disparo del "chupinazo".

"La motonáutica en Navia es un atractivo no solo para el concejo, también para todo Asturias y a nivel nacional. Hasta aquí han venido pilotos de diferentes puntos del país, y también internacionales, de Irlanda y Portugal, por ejemplo", señala Gerardo Fernández, presidente de la escudería naviega, que cumple cuarenta años. La prueba vivió en la tarde de ayer el momento de mayor expectación, con la disputa de las tandas finales. La victoria en la Copa del Mundo de T-850 fue para el portugués Bernardo Mira.

Por su parte, el presidente de la Federación Asturiana de Motonáutica, Agustín Latorre, explicó que, a pesar de las bajas de última hora de algunos pilotos, la prueba contó con gran emoción. "Todo se ha desarrollado a la perfección. Se ha levantado un poco de viento, que se lo pone difícil a los pilotos; aun así, estamos presenciando una gran competitividad", apuntó. Este espectáculo deportivo pone en el estuario naves de gran cilindrada, capaces de alcanzar los 170 kilómetros por hora.

De manera paralela, en el parque Alfonso Iglesias se celebró el "día del socio" dentro del programa festivo que Sofinavia ha preparado para este mes de agosto. Se repartieron más de 2.400 bollos preñaos entre los más de 1.200 socios con los que cuenta la comisión. El presidente del colectivo, Pablo Alonso, aprovechó la ocasión para destacar el "gran trabajo" que supone sacar adelante los festejos patronales y pedir al mismo tiempo "una mayor implicación" a los vecinos de la villa. "Debemos seguir creciendo en el número de socios para poder mantener las fiestas, que son parte de nuestra esencia. Sería ideal tener más apoyo", señaló.

El programa de las fiestas de Nuestra Señora de la Barca y San Roque tendrá continuidad en la jornada de mañana, cuando, a mediodía y desde el balcón del Ayuntamiento, se prenda el "chupinazo" que anuncia las celebraciones. Por la noche, llegará la primera de las grandes verbenas. El miércoles la misa será a mediodía, mientras que la procesión de la Virgen de la Barca por la ría se establece a partir de las seis y media de la tarde.

El jueves será San Roque, con procesión a mediodía, y con el concierto estelar de "Café Quijano" en la noche. Las fiestas se cierran el 17 de agosto, con la centenaria Jira en Veiga de Arenas. "Hemos preparado un programa completo, para todos, y que esperamos guste a todo el mundo. Ahora sólo nos queda desear una felices fiestas a vecinos y visitantes, y que no haya ningún problema en las celebraciones", dice Alonso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook