Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Prado exhibirá copias de sus obras más importantes por las calles de Castropol

El museo sumará una nueva muestra del siglo XIX

El director del museo, Miguel Falomir, el pasado abril observando la exposición permanente del Instituto de Vegadeo.

El director del museo, Miguel Falomir, el pasado abril observando la exposición permanente del Instituto de Vegadeo. T. CASCUDO

El Museo Nacional del Prado regresa al Occidente de la mano del Foro Comunicación y Escuela con el estreno de dos singulares muestras que se podrán visitar en Castropol. La primera vestirá las paredes del recién renovado salón de plenos del Ayuntamiento castropolense con reproducciones de obras del siglo XIX

"Dentro del bicentenario del museo se potencia la apertura a la sociedad y se está desarrollando una política decidida en esa línea, pero el Occidente ha sido pionero en esto y va un poco por delante", sentenció ayer el jefe de contenidos didácticos del área de educación del museo, Fernando Pérez Suescum. El Prado colabora con el proyecto educativo del Instituto Elisa y Luis Villamil desde su inicio hace diez años y ha querido tener especial presencia en su décimo aniversario. Además de las nuevas muestras, que se inaugurarán el martes, se realizarán talleres didácticos con los escolares de la comarca a los que se les enseñará a analizar una obra de arte.

La exposición más novedosa y rompedora se ha titulado "El Museo del Prado sale a la calle" y copia el modelo que la pinacoteca ha desarrollado en catorce países de Hispanoamérica. Un formato que hasta ahora "nunca se ha hecho en España". La propuesta que se trae a Castropol y que se podrá ver en diferentes enclaves del casco histórico apuesta por tres estructuras de gran tamaño en la que se podrán ver seis obras: "Las Meninas" de Velázquez, "El 2 de mayo de 1808 en Madrid", de Goya, "La Anunciación" de Fra Angelico, "Carlos V en la batalla de Mühlberg, de Tiziano, "El descendimiento" de Van Der Weyden y "El jardín de las delicias" de El Bosco.

"Cada estructura mostrará un detalle del cuadro a escala real que permitirá de alguna manera tener la misma sensación que cuando estás delante de una obra en el museo. Lo interesante es que no es la gente la que va a ver las obras, sino que ellas salen a la calle a buscar a la gente", apunta Pérez Suescum.

La segunda propuesta se titula "El siglo XIX en el Museo del Prado" y recoge reproducciones fotográficas de diez obras emblemáticas de este periodo. "Habrá obras desde el Neoclasicismo hasta principios del siglo XX con Sorolla", apunta Pérez Suescum. Entre el repertorio seleccionado se incluye "Chicos en la playa", de Sorolla, "Doña Juana la Loca" de Francisco Pradilla o "María Isabel de Braganza como fundadora del Museo del Prado", de Bernardo López Piquer.

Son reproducciones expresamente pensadas para el salón de plenos del consistorio castropolense y, de hecho, quedarán en estas paredes como exposición permanente. Lo mismo que ocurrió en 2012 con la exposición que se estrenó en Vegadeo y que ahora se exhibe en las paredes del salón de actos del Instituto Elisa y Luis Villamil. El Prado quiere también dar un nuevo impulso a esta muestra ("Obras maestras del Museo Nacional del Prado"), que volverá a abrir sus puertas a los vecinos interesados a partir del lunes y en horario de doce a dos, de lunes a viernes.

"Si el visitante va al instituto y luego a Castropol será como una visita de tres horas al museo", apunta Suescum, que viajará el lunes a Castropol junto a su jefa Esther de Frutos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats