20 de octubre de 2018
20.10.2018

El Noroccidente tiene los índices de lactancia materna más elevados de toda la región

Amamantar al recién nacido es la forma "más segura, sencilla e higiénica" de alimentarlo, destacan los profesionales de la comarca

20.10.2018 | 00:45
Montse Gabancho, durante su intervención en la jornada de ayer.

El área del Noroccidente asturiano presenta los índices más altos de Asturias en lactancia materna. Se trata, además, de una práctica que está en alza entre las familias que deciden dar a luz en el hospital de Jarrio, cabecera de la asistencia sanitaria pública en la comarca. Así lo aseguraron ayer los responsables del centro durante la celebración central de la Semana Mundial de la Lactancia Materna. "Es un mérito colectivo, de todos los profesionales involucrados en el proceso", señalaron los responsables del servicio asistencial.

Medio centenar de profesionales participaron en la mañana de ayer en una jornada formativa, en la que se abordó la atención multidisciplinar al recién nacido y la inclusión de nuevos protocolos para prevenir y tratar los problemas que se pueden dar asociados a la lactancia materna. Son, aclaran, muy inferiores a sus beneficios: "La lactancia es la forma más barata, segura, sencilla e higiénica de alimentar a un bebé desde su nacimiento, e influirá positivamente en su salud y en la salud de la madre", apuntó la directora de Gestión de Cuidados y Enfermería, Sonia Álvarez.

A este respecto, Álvarez apuntó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda alimentar exclusivamente al recién nacido con lecha materna hasta los seis meses, y como apoyo de otros alimentos hasta los dos años.

En el área del Noroccidente, apuntó, se supera el setenta por ciento de niños en los que se ha optado por esta práctica, lo que supone ser la comarca con mayor implantación de toda Asturias. "Ahora queremos hacer un esfuerzo más en esta tarea, siendo más exigentes con el objetivo de ofrecer calidad y excelencia en los cuidados", remarcó la directora de Enfermería. En este sentido, el centro trabaja para revalidad el sello de "Hospital Amigo de los Niños", que impulsan tanto la OMS como Unicef.

Montse Gabancho, matrona de Atención Primaria del área del Noroccidente, destacó el trabajo en equipo: "Están implicados todos los profesionales, tanto los del ámbito de la Atención Primaria como los del ámbito hospitalario. Y entre todos reforzamos a las madres, sobre todo después del parto. De esta manera estamos mejorando los índices de inicio y de mantenimiento de la lactancia durante los primeros meses de vida del bebé".

Explicó, además, que las madres reciben información "durante todo el embarazo, y a través de los talleres de preparación al parto". Posteriormente, ese apoyo se refuerza durante los primeros meses de vida del niño, "para ayudarles con esas dudas o pequeñas dificultades que pueden surgir".

La Semana Mundial de la Lactancia Materna ha tratado de implicar a toda la sociedad en este propósito. Desde el pasado lunes, el recibidor del Hospital de Jarrio expone una muestra de dibujos escolares referidos al tema, que lleva como título principal "Lactancia materna, pilar de vida". Ayer, se contó con la presencia de la odontóloga Amparo Pérez, que se refirió a un novedoso protocolo para tratar el frenillo lingual en los bebés. Para cerrar los actos, se invitó a las familias a Jarrio, donde pudieron conocer iniciativas como el banco de leche materna del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook