03 de noviembre de 2018
03.11.2018

Mantenimiento en la planta de purines de Navia para limitar el impacto acústico

"Los olores están muy controlados", apunta el gerente de la empresa propietaria

03.11.2018 | 00:29

La planta de tratamiento de purines de Navia, ubicada en Armental, ha pasado esta semana por labores de mantenimiento, con objeto de limitar en la medida de lo posible los ruidos que pueda generar la instalación. Así lo reseña el gerente de Biogastur, Marcos Quevedo, que explica que se ha aprovechado una visita a la planta de autoridades locales y colectivos de vecinos del entorno "para revisar los posibles focos de olores", donde no se han hallado evidencias de problemas. "Seguimos trabajando en un estudio pormenorizado para mantener los máximos estándares de calidad", apunta Quevedo.

El gerente de Biogastur garantiza que "los olores están muy controlados, porque el propio proceso así lo exige", y tiende la mano al entorno social para "mantener una comunicación fluida en pro de la colaboración y el buen entendimiento".

La planta, que genera energía y fertilizante mediante el tratamiento de purines ganaderos y suero de industrias lácteas, comenzó a funcionar el pasado año. De forma gradual, ha ido aumentando su capacidad, y antes de que finalice 2018 alcanzará su nivel óptimo. La instalación da empleo a una veintena de personas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook