18 de noviembre de 2018
18.11.2018

Los cofrades de San Timoteo apuestan por la continuidad de Antonio Álvarez

El actual presidente dobla en apoyos a Manuel Melchor Álvarez, que impugnará la elección por "falta de transparencia" en el voto delegado

18.11.2018 | 01:09

Los socios de la Cofradía de San Timoteo, la entidad encargada de organizar los populares festejos durante el verano luarqués, se han decantado por la continuidad que representa Antonio Álvarez, "Tono", para seguir al frente de la organización. En la votación celebrada en la tarde del viernes, que se alargó hasta bien entrada la noche, la candidatura de Antonio Álvarez recabó 820 votos, por los 427 apoyos que recibió el aspirante, Manuel Melchor Álvarez. Destacó, por positiva, la participación: un 56,04 por ciento del censo. La votación fue impugnada por miembros de la candidatura derrotada, al entender que existía "falta de transparencia" en el voto delegado.

El proceso electoral supuso un momento histórico para la cofradía, ya que era primera vez en décadas que se disputaba en las urnas la dirección de la entidad festiva. La de Tono se postulaba como la opción continuista, tras cumplir más de veinte años al frente de la organización. El cambio lo lideraba Manuel Melchor Álvarez, el aspirante, que formó parte de la comisión de festejos de las fiestas de Nuestra Señora del Rosario hasta el verano.

Durante el proceso de votación se vivieron varios momentos de tensión, según indican fuentes cercanas a las elecciones consultadas por este diario. Esas mismas fuentes destacan el "gran peso" que tuvo para la candidatura vencedora el voto delegado, un mecanismo con el que se buscaba facilitar la participación en los comicios a los miembros del colectivo que viven lejos de Luarca y que no hubieran podido acudir a la votación presencial.

Finalmente, el recuento de los votos confirmó el apoyo de la mayoría social de la cofradía a Antonio Álvarez. Sus 820 votos suponen el 65,75 por ciento de las papeletas recogidas, por el 34,25 por ciento de respaldo que recibió la candidatura de su rival.

Al término de la votación, Inés Rodríguez, del equipo de Manuel Melchor Álvarez, declaró su intención de impugnar el proceso, al entender que los votos delegados "no tenían la veracidad suficiente por falta de documentación; era un simple papel que no se sabe por quién estaba firmado", según afirma. Ahora, Rodríguez, que cuenta con el apoyo de la candidatura, debe presentar toda la documentación en el Juzgado para continuar con el proceso.

Antonio Álvarez y Manuel Melchor Álvarez declinaron realizar cualquier tipo de declaración a LA NUEVA ESPAÑA sobre este proceso electoral.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído