18 de diciembre de 2018
18.12.2018

Condenan a un banco a devolver a un valdesano 120.000 euros invertidos

La entidad convenció al cliente para que entrara en su ampliación de capital y luego, tras ser intervenida, reclamó judicialmente el préstamo concedido para suscribir las acciones

18.12.2018 | 01:12

El juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Luarca ha condenado a un banco a pagar 120.000 euros a un vecino de Valdés tras declarar nulo un contrato de adquisición de acciones, según su abogado. La entidad financiera (Banco Popular en el momento de la suscripción del contrato) había concedido a su cliente un préstamo para que adquiriera parte de las acciones. "La intervención de la entidad, en junio de 2017, provocó que el cliente perdiera todo lo invertido", indica el bufete Vallverdú Abogados, especializado en derecho bancario y encargado de defender los intereses del vecino de Valdés. La entidad demandó a su vez a su cliente "en un intento de reclamar por la vía judicial" el préstamo que le había concedido para suscribir el producto financiero.

Según el abogado Rubén Cueto, "aquí la mala fe bancaria y el abuso son más que evidentes: resulta que, al confiar en las explicaciones de los empleados del Banco Popular para que invirtiera en el propio banco, el cliente pasó de no tener problemas financieros a tener que hacer frente a una importante deuda, arruinándose en vida". "Afortunadamente, mediante esta sentencia judicial podrá recuperar sus ahorros, que deberá devolverle el Banco Santander, y así no deber nada", añade.

En el fallo se detalla que el banco debe informar de los riesgos del producto contratado. En concreto, señala que la entidad emisora "ha de proporcionar, y no puede eximirse de hacerlo, información clara, real y comprensible sobre su situación económica, rentabilidad, etc". También dice que la parte obligada a ofrecer información correcta sobre el producto, es decir, el banco, "no puede objetar que la parte que tenía derecho a recibir correctamente la información debió tomar la iniciativa".

En el fallo se recuerda que, según la jurisdicción aplicable, el cliente no tiene por qué ser experto en la materia ni procurarse la información. Fue un comercial de la entidad quien se puso en contacto con el cliente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído