19 de diciembre de 2018
19.12.2018

La gerente "dialogante" deja Jarrio

Los alcaldes elogian el talante y la defensa de la sanidad pública de Susana Santamarina

19.12.2018 | 01:23
Susana Santamarina.

Su fuerte implicación con la sanidad pública y su carácter dialogante son, a ojos de los regidores del Noroccidente, los rasgos más destacables de la gerente del Área Sanitaria I, Susana Santamarina. La psiquiatra mierense, que presentó su dimisión por "motivos personales" aunque permanecerá en el cargo hasta la designación de su sustituto, se marcha con algunos logros destacados como la dotación de la UVI móvil o la remodelación en proceso del hospital de Jarrio, una obra que está valorada en casi un millón de euros.

"Es una profesional como la copa de un pino, muy cualificada, y una persona muy defensora de lo público", precisa la Alcaldesa de El Franco, Cecilia Pérez. Explica que, sin desmerecer a sus predecesores en el cargo, Santamarina ha hecho un esfuerzo "por escuchar lo que se decía en la calle" e intentar explicar la situación del Área y especialmente del hospital coañés. "Siempre estuvo abierta a hablar", añade.

En términos similares se expresa el Alcalde de Valdés, Simón Guardado, que realiza una "valoración positiva" de los tres años de Santamarina al frente de Jarrio. "En las reuniones a las que asistimos fue absolutamente correcta y las veces que contactamos con ella telefónicamente siempre respondió y dio solución a nuestras preguntas", añade.

El Alcalde de Navia, Ignacio García Palacios, también reconoce el trabajo de la gerente saliente en unos años que "han sido bastante turbulentos". "La gestión del colectivo sanitario es siempre sensible y lo hizo desde la búsqueda del diálogo y el consenso", añade el regidor, que apunta que, como persona, Santamarina "siempre fue muy cordial y muy atenta". Para Palacios es destacable también su interés por informar de la situación de Jarrio, especialmente en lo tocante a la dificultad de lograr especialistas, y también aplaude la "gestión brillante" que hizo de la coordinación establecida con el hospital de Avilés.

A ojos de la Alcaldesa de Tapia, Ana Vigón, la aún gerente de Jarrio se ha caracterizado por ser "abierta, dialogante y buscar la implicación de la comunidad". Agradece además su esfuerzo por la transparencia.

Peor balance de su gestión hace la plataforma "Salvemos nuestro hospital", promovida este año por el PP y cuyo portavoz es el líder popular de Castropol, Álvaro Queipo. No entra a valorar el trabajo de Santamarina, pero sí considera que el balance de su periodo al frente de Jarrio ha sido "negativo". A su juicio, el principal problema del hospital sigue siendo la falta de especialistas para cubrir todos los servicios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook