16 de enero de 2019
16.01.2019

Luarca amplía el material sobre Severo Ochoa con la Universidad de Valladolid

Valdés mostrará un vídeo y 22 fotos de la ceremonia que convirtió al premio Nobel en doctor honoris causa de la institución castellana

16.01.2019 | 01:24
Por la izquierda, el concejal de Cultura, Gumersindo Cuervo; Antonio Largo, Simón Guardado, Santiago García, Fernando Tejerina y el director general de Planificación Lingüística y Normalización, Fernando Padilla.

Luarca cuenta desde ayer con más material sobre la vida del científico luarqués Severo Ochoa (1905-1993), premio Nobel de Medicina en 1959. La Universidad de Valladolid formalizó la entrega de un libro, un vídeo y 22 fotos fechadas en 1988, durante la ceremonia en la que el bioquímico luarqués se convirtió en doctor honoris causa.

El acto de donación se celebró en el Museo luarqués dedicado al Premio Nobel y fue muy emotivo. En él participó el promotor de la iniciativa y exrector de la Universidad vallisoletana, Fernando Tejerina, y el rector actual de la institución, Antonio Largo Cabrerizo. Para ambos fue "un honor" visitar Luarca, hacer la entrega del material y, sobre todo, hermanarse con la villa de nacimiento de su apreciado Severo Ochoa.

Fernando Tejerina calificó de "estelar" el día que Severo Ochoa se convirtió en doctor honoris Causa, en Valladolid. "Fue para nosotros una referencia", indicó Tejerina, emocionado. "De aquella forma, la Universidad de Valladolid se incorporó a la historia vital de Severo Ochoa", dijo.

El bioquímico formó parte del claustro de profesores de esta Universidad castellano leonesa. A raíz de aquel acto, residió por temporadas en las habitaciones del Colegio Mayor San Cruz, creado a finales del siglo XV. "Le entusiasmó aquel ambiente porque le recordaba al anglosajón, y los colegiales de San Cruz decían que cuando estaba Severo Ochoa se respiraba otro ambiente de ilusión, de entusiasmo, de interés por descubrir y por la ciencia".

El rector de la Universidad de Valladolid, Antonio Largo Cabrerizo, destacó que el material que ya tutela el Ayuntamiento de Valdés "tiene un valor sentimental" para Valladolid "porque Severo fue una figura emblemática y sigue siendo un ejemplo para las nuevas generaciones".

Largo Cabrerizo indicó que este acto es un punto y seguido y abrió la puerta a nuevas colaboraciones. "Veremos dónde nos lleva el hermanamiento", dijo en alusión a futuras actividades vinculen a la Universidad de Valladolid con Luarca.

El rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, también estuvo presente en el acto y destacó la voluntad del pueblo de Luarca y Valdés "por reconocer la ciencia y a la persona". Granda opinó que es importante apoyar estas iniciativas, darlas a conocer y que "las autoridades gubernamentales hagan hincapié en los científicos para que los jóvenes se fijen en ellos".

El Alcalde de Valdés, Simón Guardado, se mostró entusiasmado con la donación y agradeció la visita de los rectores de las universidades. "El objetivo siempre es divulgar la vida y obra de Severo Ochoa", dijo.

El regidor vinculó además esta donación con la promoción del proyecto cultural "Luarca, Villa de Nobel", creado y financiado en solitario por el Ayuntamiento de Valdés para recordar, en 2018, los 25 años del fallecimiento de Severo Ochoa.

Al acto de entrega del vídeo, las fotos y el libro acudieron representantes del PP de Valdés, parte de la familia de Severo Ochoa que reside en Luarca y los exalcaldes de Valdés Joaquín Morilla (quien también es sobrino nieto del prestigioso bioquímico), Jesús Landeira y Juan Fernández Pereiro.

Tras la donación, la comitiva visitó las salas del museo dedicado al Premio Nobel, donde se mostrará, precisamente, el material cedido por Valladolid.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído