06 de marzo de 2019
06.03.2019

Una obra de urgencia en el túnel del Rañadoiro frenará los desprendimientos

El Principado anuncia un estudio de toda la estructura para prevenir nuevos percances, ante la creciente preocupación de los conductores

06.03.2019 | 01:00

El Principado ha tramitado una obra de emergencia para reparar el túnel del Rañadoiro, en la carretera AS-15 que comunica Cornellana y el puerto de Cerredo y es de vital importancia para los concejos de Cangas del Narcea y Degaña. El pasado domingo una parte de las láminas del revestimiento se vinieron abajo. No hubo que lamentar accidentes ni daños humanos, pero las dudas sobre el estado de esta infraestructura crecen en la zona.

De momento, el presupuesto de la obra de urgencia proyectada por el gobierno regional asciende a 40.000 euros y permitirá contener los desprendimientos de la lámina de revestimiento de la bóveda. La Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente indicó ayer que se está analizando a mayores el conjunto del túnel "para evaluar la reparación de las zonas que se ven embolsadas y que pueden romper en un futuro, de cara a redactar un proyecto global".

Las mismas fuentes aseguraron que "no peligra la estructura de la bóveda del túnel", y añadieron que los daños solo afectan el revestimiento. En cuanto a la circulación, no se ha cerrado el paso de los vehículos. Se han instalado semáforos para regular el paso por un solo carril, el que no está afectado por el desprendimiento de la lámina.

En la zona, y especialmente entre los conductores deben a pasar a diario por esta vía, hay dudas y miedos. El Alcalde de Cangas del Narcea, el socialista José Víctor Rodríguez, indicó ayer que existe "una necesidad imperiosa y urgente" de revisar todo el conjunto.

Y es que el desprendimiento del domingo no es un hecho aislado. El pasado mes de diciembre se produjo un daño similar en otro punto del túnel. Entonces fue necesario cortar un tramo del carril derecho cerca de Larón (Cangas del Narcea) para colocar una plataforma y sujetar el revestimiento, evitando así nuevos contratiempos. Todo parece indicar que una bolsa de agua está detrás de las caídas del material, si bien el Principado, que de momento no tiene un estudio, es cauto. Ayer, fuentes de la Consejería de Infraestructuras destacaron la celeridad con la que se actuó tras detectar el problema.

El tramo se mantiene abierto, pero con restricciones en una carretera importante para Cangas y Degaña. Es por esta razón por la que se pide que los trabajos se realicen cuanto antes. En caso de cerrar la vía, los afectados tiene que dar un amplio rodeo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook