10 de marzo de 2019
10.03.2019

Beatriz Pérez y Jairo Feito, próximos novios de Aristébano: "Se va a cumplir un sueño"

"Cuando hablábamos de una posible boda, siempre pensábamos en la Vaqueirada", dice la contrayente, de Tineo, cuya pareja tiene raíces vaqueiras

10.03.2019 | 00:39
Beatriz Pérez Mayo y Jairo Feito Menéndez.

El 61º Festival Vaqueiro y de la Vaqueirada ya tiene novios. En la famosa cita que ensalza la cultura y tradiciones de los vaqueiros de alzada contraerán matrimonio Beatriz Pérez Mayo y Jairo Feito Menéndez, residentes en Tineo y de 35 y 40 años, respectivamente. "No nos lo creemos, estamos todavía asimilándolo", indicó ayer a LA NUEVA ESPAÑA la futura contrayente.

Los novios, ella de la capital de Tineo y él de El Cándano (La Espina, Salas), optaron por ponerse en contacto con la dirección del Festival hace pocos meses. Fue la primera pareja que lo hizo tras ver el anuncio 'Se buscan novios' en una conocida red social. "Cuando hablábamos de una posible boda, siempre pensábamos en la Vaqueirada, así que con este enlace se va cumplir un sueño", resalta emocionada Beatriz Pérez.

Ambos conocen la cita que rinde honores a la cultura vaqueira y recuerda sus "casorios". Al Festival que cumple este año 61 ediciones acudieron asiendo novios, hace ahora tres años. Además, la novia vivió de cerca uno de los enlaces que propició la Vaqueirada. "Por este rito se casó una prima de mi madre y recuerdo que lo pasamos muy bien. Me quedó un gran recuerdo", dice.

Jairo Feito tiene además raíces vaqueiras. Su abuelo paterno nació en Buscabreiro y se crió con las costumbres vaqueiras. Falleció, pero sí vive la que fue su esposa y hoy es abuela del contrayente, quien esta "encantada" con la decisión de la pareja. "La familia nos anima y nos apoya mucho. Están como estamos nosotros: muy contentos", destaca Beatriz Pérez, quien ya está pensado en los preparativos.

Antaño, la dirección del Festival ofrecía los trajes, pero ahora los contrayentes deben hacerlos a medida o alquilarlos, "y todavía estamos pensando qué hacer". La pareja tiene dos hijos de parejas anteriores. Sí se sabe que los niños, con 11 y 8 años, tendrán un papel protagonista en el enlace. Se encargarán de las arras y de las alianzas. "Ellos están expectantes", cuenta la novia.

Al vivir ambos en Tineo están todavía más ilusionados. El concejo tiene profundas raíces vaqueiras y es uno de los grandes colaboradores del Festival Vaqueiro y de la Vaqueirada desde sus inicios, junto al vecino municipio de Valdés. El bucólico escenario donde se celebra la boda es la braña de Aristébano, un paraje natural con gran valor paisajístico que está la frontera de los concejos. Será al que acudirán Beatriz Pérez y Jairo Feito en el que está llamado a ser un día especial en sus vidas.

Este año no hubo más novios aspirantes. La pareja elegida fue la primera en solicitarlo. Además de cumplir los requisitos que se exigían hasta hace unos años (al menos tener uno de los contrayentes raíces vaqueiras), cumplían con otros obligatorios: no estar casados por la Iglesia, al ser la boda vaqueira una celebración católica.

"Lo que no imaginamos es que todo sucedería tan rápido y que estaríamos tan pronto pensando en los preparativos", señala la novia. "Estamos en una nube y nerviosos por lo que viene", añade.

La pareja agradece toda la implicación y disposición de la dirección del Festival Vaqueiro y de la Vaqueirada. La boda se celebrará el próximo 28 de julio, el último domingo del mes, como dice la tradición.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído