Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CARLOS VALLE ONDINA | Candidato a la Alcaldía de Cudillero por el PSOE

"Cudillero necesita que los políticos pisen más la calle que el despacho"

"El PSOE está en una nueva etapa; el censo de militantes aumenta y pensamos en el futuro"

Carlos Valle Ondina. A. M. S.

Carlos Valle Ondina (Cudillero, 1992) es, por primera vez, el candidato del PSOE a la Alcaldía de Cudillero. El actual portavoz socialista en la corporación, empresario del sector textil y al frente de dos tiendas, asegura que su partido estrena etapa tras la crisis que atravesó a raíz la marcha del histórico dirigente socialista Francisco González, "Quico".

- ¿Estrena el PSOE de Cudillero nueva etapa?

-Sin lugar a dudas. Estamos en una nueva etapa, no sólo para el PSOE, sino también para el concejo. El PSOE vuelve a ofrecer ilusión, compromiso y ganas de trabajar por y para este concejo. Nuestros vecinos tienen en mayo la oportunidad de elegir entre dos rutas: la de un Cudillero que arrase o la de un Cudillero arrasado. Confío en su criterio.

- ¿Se superó la crisis interna del partido socialista pixueto?

-Quien me conoce sabe que soy el mayor crítico con lo mío y que intento aprender de cualquier traspiés que pueda tener, pero me he dado cuenta de que, tras estos cuatro años, la mayor crisis que ha tenido Cudillero está dentro del Ayuntamiento, y es el PP.

- Se rodea de caras nuevas...

-Soy un fiel creyente en la renovación y en la importancia de tener jóvenes en política. Aquí no hay socialistas del pasado, cada militante ha sabido reconocer su lugar y el mayor garante de ello ha sido el respaldo unánime de la militancia al elegirme para liderar este proyecto. Por lo demás, el censo de militantes aumenta y se han recuperado familias históricas del socialismo pixueto. No puedo sentirme más arropado.

- ¿Cómo observa el pasado de su partido? Cudillero estuvo gobernado por una gestora durante uno de los mandatos del PSOE.

-Siempre procuro tener en cuenta el pasado. Lo que ocurre es que me pueden las ganas de pensar en el futuro. Cudillero tiene que volver a ser Cudillero.

- ¿Qué propuestas trae?

-El proyecto que dirijo es claro, real y coherente. Yo lo cuento sin miedo a que nadie nos copie (en alusión al alcalde del PP). Se trata de propuestas que abordarán con inmediatez el problema del agua, la dejadez del concejo y su parón urbanístico. Son propuestas que tendrán presentes a nuestros jóvenes y a nuestros mayores, que "reprogramarán" Cudillero a todos los niveles, también desde el punto de vista turístico.

- Lidera la oposición, ¿qué cree que necesita el concejo?

-Volver a creer en la política municipal. Necesita que los políticos pisemos más la calle que el despacho para palpar las necesidades y dificultades de su día a día. Debemos conocer los problemas de los pescadores, de los ganaderos, del pequeño comercio... y hacerlo sin gafas de sol, sin distancias entre el gobierno y el pueblo.

- ¿Cómo observa al gobierno municipal?

-Veo un gobierno a la deriva, sin patrón, huérfano de un liderazgo claro y sin la más mínima capacidad de mandato; un gobierno en el que cualquier persona manda más que el propio alcalde, un gobierno que desconoce y no respeta lo desconocido. Es un PP que, de veinte propuestas que ofrecía en su programa, ha desarrollado una. ¿Si los propios concejales llaman públicamente al alcalde "blando", cómo quiere que lo vea yo?

- ¿Ayuda lo suficiente el Gobierno regional a Cudillero? El gobierno dice que las puertas tras dos décadas de socialismo local estaban en 2015 cerradas.

-Rotundamente sí. Lo que no sabe el alcalde es que Cudillero tiene las puertas abiertas desde 1991, cuando entró un gobierno socialista en el concejo. Me gustaría saber dónde estaba cuando se abrió un instituto, dos centros de educación primaria, las escuelas de bebés, el centro de salud y los consultorios, las casas de cultura y los centros sociales, el geriátrico y el centro de día.

Compartir el artículo

stats