23 de abril de 2019
23.04.2019

Las peñas de la pólvora recibirán un aviso para dar inicio a sus tiradas

Los disparos de las fiestas de Cangas se coordinarán en el centro de seguridad para evitar otro incidente como la explosión de la víspera de La Magdalena

23.04.2019 | 01:20

Los espectáculos pirotécnicos de las fiestas del Carmen y la Magdalena de Cangas del Narcea implantarán un sistema de coordinación para mejorar la seguridad de los disparos e intentar evitar que se repita un incidente similar a la explosión de los elementos pirotécnicos en el Prao del Molín la noche del pasado 21 de julio, víspera de la celebración de la Magdalena, que ocasionó cuantiosos daños materiales y una veintena de heridos leves.

Ayer se reunió la Junta de Seguridad de las fiestas para empezar a perfilar los cambios que se establecerán para las celebraciones de este año. La principal propuesta se centra en establecer un sistema de coordinación en las tiradas de las peñas similar al existente en el disparo de la Descarga en honor a la Virgen del Carmen, organizada por la Sociedad de Artesanos, la tarde del 16 de julio, con el objetivo de que el disparo de voladores comience una vez que todo el material pirotécnico esté listo y los perímetros de seguridad revisados.

El primer paso será dotar de emisoras a todas las peñas para que exista una comunicación directa con el centro de coordinación. "No se podrá tirar voladores hasta que dé la orden el centro de coordinación, que previamente tendrá la confirmación del pirotécnico que esté en el Prao del Molín con las máquinas", explica el alcalde, José Víctor Rodríguez.

Una propuesta que comparte la Federación de Peñas, que reconoce que hasta ahora existía comunicación por teléfono, pero que esta no estaba siendo efectiva. "Cuando hay aglomeración de gente las líneas se caen y los grupos de guasap con los que trabajamos hasta ahora no son operativos en una situación de emergencia, se necesita una comunicación ágil y fluida", explica el presidente de la federación, José Antonio Fernández.

Para reforzar la seguridad de los disparos también se ha puesto sobre la mesa el no permitir que los tiradores estén situados cerca de las zonas de máquinas, como ocurre en el disparo de mediodía del 16 de julio, cuando tiradores y máquinas están colocados en el Prao del Molín.

Además, para el mes de junio se espera que se puedan llevar a cabo los cursos de formación de responsables de grupo, para obtener un carné que les permita organizar los espectáculos pirotécnicos, a pesar de que la normativa de la Instrucción Técnica Complementaria 18 no se implantará en Asturias antes de las fiestas canguesas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído