Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

JOSÉ F. RODIL LOMBARDÍA | Periodista y escritor, presenta "La noche de las luminarias"

"A los de mi generación nos contaron un cuento chino de la Guerra Civil"

"La novela es un relato de superación y esfuerzo de un niño que sale adelante a pesar de todo"

José F. Rodil Lombardía. T. C.

El periodista y escritor natural de Santa Eulalia de Oscos José Francisco Rodil Lombardía presentará mañana en Castropol su segunda novela, "La noche de las luminarias", cuya trama, ambientada durante la Segunda República y la Guerra Civil, discurre en parte por Asturias. El acto, incluido en la programación del XI Foro Comunicación y Escuela del instituto veigueño Elisa y Luis Villamil, será a las siete de la tarde en la biblioteca Menéndez Pelayo de Castropol, que para el autor es "una de la mejores de España y dispone de una actividad maravillosa".

- ¿Es una historia real?

-El libro está inspirado en una historia real de la que tenía pocos datos. Cuando vivíamos en Madrid vino un hombre de Salave (Tapia) a vernos y mi padre le contó la historia de un niño, pero cuando eres joven no te interesan mucho estos cuentos. Luego, cuando quise investigar ya no tenía fuentes a las que recurrir, y de esa historia hice la novela. Además, tenía ganas de escribir sobre la represión franquista en Galicia y el Occidente asturiano, donde no hubo episodios sangrientos, pero sí mucha gente represaliada, gente inhabilitada para ejercer u obligada a vivir escondida.

- La trama le obligó a documentarse sobre los hechos históricos. ¿Le costó?

-La Guerra Civil se produce a partir de un golpe de estado militar. No es igual la responsabilidad de los golpistas que la de los que defendían la legalidad, y eso no se ha dicho. Los problemas de ahora vienen en parte porque la Transición se hizo mal. Si se hubieran reconocido los crímenes o excavado las cunetas? A los de mi generación nos contaron un cuento chino, pero a los jóvenes de hoy no les contaron casi nada. Para documentarme, además de leer muchas obras, busqué asesoramiento en el historiador Ramón García Piñeiro y también en diferentes especialistas. Hay que destacar el mérito del editor Christian Velasco porque es un hombre muy minucioso.

- ¿Considera que la literatura una buena manera de acercar aquella época a los jóvenes?

-El catedrático de historia Lourenzo Fernández Prieto, que me acompañó en la presentación de Santiago, me dijo que este libro debería estar en los institutos. Es una forma diferente de acercarse a la Guerra Civil, más real que otras historias en las que se habla de héroes y villanos. Por la información que tengo de los lectores, el libro está gustando y la prueba es que está a punto de salir la segunda edición.

- La portada se ilustra con una foto antigua de los alumnos de la escuela de Santalla en la que sale su padre. ¿Por qué?

-La novela es un relato de superación y esfuerzo de un niño que sale adelante a pesar de todo y, en este sentido, quise hacer un homenaje a la Institución Libre de Enseñanza, un sistema al que habría que volver porque ofrecía una formación integral, más completa. Estaba llena de maestros con mucha influencia, que se implicaban y eran sabios que dejaban una impronta muy grande en los alumnos.

Compartir el artículo

stats