30 de abril de 2019
30.04.2019

Luarca llora a Mario Menéndez, "Marino", un "hostelero de raza"

"Fue ejemplar y apostó por la unión", dice el presidente de la Asociación Hostelera de Asturias

30.04.2019 | 00:54
Mario Menéndez Fernández, "Marino".

Luarca despedirá hoy para siempre al empresario del sector hostelero Mario Menéndez Rodríguez, más conocido como "Marino". El vecino de la capital de Valdés falleció ayer en el hospital comarcal de Jarrio, donde ingresó por enfermedad, a los 88 años.

Conocido por su faceta hostelera y su amor por el pueblo donde desarrolló su vida, fundó en 1957 el conocido restaurante "Sport" junto a su esposa, Pilar Rodríguez. El carisma, el don de gentes y el buen hacer del fallecido y su esposa al frente del restaurante pronto les procuró el éxito. El matrimonio no solo fundó la reputada casa de comidas "Sport", también abrió una cetárea en la luarquesa playa Salinas que abasteció en su día de pescados de primera calidad de Luarca a reputados restaurantes de España.

El presidente de la Asociación de Hostelería y Turismo de Asturias (Otea), José Luis Álvarez Almeida, recordó al fallecido por ser socio fundador del colectivo y ser "ejemplar". "Siempre trabajó como hostelero de raza; hizo un gran esfuerzo por profesionalizar el sector y apostó por la unión", opinó.

El presidente de la asociación de turismo Luarca-Valdés, Evelio Sánchez, lamentó la pérdida del "buen hombre y mejor empresario". "Se echará de menos a una persona tan querida como él, que siempre estaba en Luarca, de paseo, atento a todo", dijo. En el plano empresarial, destacó la solvencia de Marino como hostelero: "Fue un gran emprendedor y una empresario de éxito", indicó. Sánchez destacó asimismo la capacidad de trabajo del fallecido, quien, además de regentar dos negocios de éxito, "llevó el nombre de Luarca a toda España".

El Alcalde de Valdés, Simón Guardado, también tuvo palabras de cariño para el fallecido, al que se podía ver casi a diario, en sus paseos matutinos y vespertinos, por las calles de Luarca. "Creó escuela y fue ejemplar para la restauración", opinó el regidor, quien ensalzó la "buena educación y saber estar de Marino, un vecino que siempre saludaba y muchas veces comentaba por la calle asuntos del concejo".

Las redes sociales se llenaron ayer de condolencias, pero fue la despedida pública de su hijo, Juan Carlos Menéndez, la más emotiva. "Ya todo queda oscuro y en silencio, y sin tu elegante presencia nada será como aquellos recuerdos de la tarde", escribió Juan Carlos Menéndez.

El funeral será hoy a las 16 horas en la iglesia de Luarca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook