Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Besullo también se visita en inglés y en francés

La Escuela Oficial de Idiomas sale del aula para poner en práctica sus enseñanzas y dar a conocer el patrimonio del pueblo de Casona

Besullo también se visita en inglés y en francés

Besullo también se visita en inglés y en francés

El inglés y el francés recorrieron ayer las calles de Besullo de la mano de los estudiantes de la Escuela Oficial de Idiomas de Cangas del Narcea. Medio centenar de personas entre profesorado y alumnado dejaron las aulas del centro vacías para impartir una clase práctica en el pueblo natal

Con una guía elaborada por el profesorado en colaboración con el alumnado, fueron visitando los lugares emblemáticos de la localidad: su iglesia, las paneras y hórreos, la casa natal de Alejandro Casona, la propia Casona o el mazo; además de hablar de la historia protestante del pueblo o de sus festividades.

La iniciativa surgió en una clase de inglés. Su profesora Mónica González reconoce que los pueblos de Cangas son temas recurrentes en las conversaciones y ejercicios en el aula, en las que un día salió Besullo. "Nos pareció muy llamativo e interesante y surgió la idea de hacer una visita guiada hecha por los alumnos para el resto de la escuela", explica González. La alumna que había llevado Besullo a clase fue Olaya Collar, guía turística que precisamente trabaja en Besullo, quien subraya que "muchas veces los cangueses no somos conscientes de lo que tenemos y hay pueblos que tienen recursos de los que no somos usuarios, son más los visitantes que los propios cangueses quienes se acercan a conocerlos", apunta.

El objetivo último que se marcaba el profesorado con la salida es dar la oportunidad al alumnado de poder hacer un uso "más real y práctico" de las lenguas que están aprendiendo. Algo especialmente valorado por los estudiantes. "Es una oportunidad para compartir el idioma, además de conocer Besullo", explica Juan Arrojo, que asegura que para Cangas es "es un lujo" poder tener la Escuela Oficial de Idiomas y, por ello, recalca la importancia de apoyar y participar en las actividades que organiza. De la misma opinión es Benito Álvarez, que valora la oportunidad de "aprender de forma diferente, practicar inglés y perder el miedo a hablar mientras conoces".

La actividad no quiere quedarse en algo esporádico, sino que nace con la intención de "poner los idiomas al servicio del sector turístico de Cangas", señala el director del centro, Feliciano Suárez.

La visita finalizó con una merienda en la escuela.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats