16 de mayo de 2019
16.05.2019

El Maestro Casanova tendrá dos aulas de primero de Primaria, dice el alcalde cangués

La asociación de padres, cauta, evita lanzar las campanas al vuelo hasta la confirmación oficial al colegio, que se espera para el mes de junio

16.05.2019 | 01:13

El alcalde de Cangas del Narcea, José Víctor Rodríguez, asegura que el compromiso de la Consejería de Educación es el de volver a dotar al colegio público Maestro Casanova de dos unidades en el curso de primero de Primaria, para el que ya hay inscritos 26 alumnos, estando fijado el número máximo de escolares por aula en 25.

Rodríguez explica que la decisión no se hará oficial hasta el mes de junio, pero insiste en que en la Consejería "son conscientes de que el Maestro Casanova sí necesita dos unidades en primero porque, además, durante el periodo de matrícula y a lo largo del curso siempre aumenta el número de alumnos". De hecho, el Ayuntamiento envió a la Consejería las mismas alegaciones realizadas por la dirección del centro y por la Asociación de Madres y Padres del colegio, junto a la AMPA del colegio de Educación Infantil de El Fuejo, cuyos alumnos tradicionalmente suelen cursar Primaria en el Maestro Casanova. En este sentido, el Alcalde recalca que la exigencia que se está haciendo por parte del Ayuntamiento es que vuelva a haber dos clases para el curso de primero.

La AMPA del colegio, situado en el centro de la villa, prefiere ser cauta ante las declaraciones del regidor y esperar a que el colegio reciba la confirmación oficial de que finalmente en el próximo curso 2019-2020 volverán a contar con las dos aulas en primero de Primaria, para dar cabida a todo el alumnado que ha solicitado plaza. Además, señalan que en dos cursos la demanda de plazas en el centro seguirá aumentando, ya que los cursos de Infantil en El Fuejo tienen hasta una treintena de escolares.

La segunda unidad de primero de Primaria fue suprimida en el actual curso, a pesar de que el centro y las familias advirtieron de que el número de alumnos aumentaría para los siguientes cursos, de ahí el temor a perderla de forma definitiva. Algo que los padres creen que coarta la libertad de elección de centro, precisamente para un colegio que "es el más solicitado de la villa y el que se encuentra en el emplazamiento más céntrico", subrayan.

Las familias también argumentan que quedarse con un aula "pone en riesgo la necesaria dinamización de una comarca minera como la nuestra, al dejar de ofrecer alicientes como poder ser una educación pública de calidad que vemos menospreciada por decisiones políticas y económicas" y recuerdan que "somos ciudadanos con las mismas obligaciones que el resto y al mismo tiempo constantemente olvidados".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído