30 de mayo de 2019
30.05.2019

Cangas, escuela de emprendimiento

"Artepenlés" y "Mil regalos" ponen a la venta los objetos realizados artesanalmente por sus cooperativistas: "Aprendemos compañerismo"

30.05.2019 | 01:15
Ambiente de compras en el mercado de las cooperativas "Artepenlés" y "Mil regalos".

Los alumnos de sexto de Primaria del colegio público Alejandro Casona y los usuarios del Centro de Apoyo a la Integración de Penlés, de Cangas del Narcea, instalaron ayer un pequeño mercadillo en una céntrica plaza de la villa para poner a la venta objetos decorativos realizados artesanalmente por ellos mismos a lo largo del curso dentro de sus respectivas cooperativas. Ambos centros participan en el programa de fomento de la cultura emprendedora del Gobierno del Principado que coordina la Ciudad Tecnológica Valnalón, en el que crean desde un principio y gestionan una cooperativa. En ella fabrican productos que luego ponen a la venta, y con las ganancias los participantes recuperan el capital invertido al principio, pero además destinan un 10 por ciento a una asociación sin ánimo de lucro o una ONG y con el resto organizan una actividad conjunta.

Los mandiles, los botes de cocina y unos muñecos realizados con calcetines reciclados fueron los objetos con más éxito del puesto de la cooperativa "Artepenlés". Los cooperativistas del CAI Penlés se mostraron muy contentos con la respuesta de la gente. "Estamos todo el año trabajando para este mercado, y sobre todo los últimos meses, y vemos que la gente se animó a venir a comprar", explica la usuaria del CAI Rosa Fernández.

En la cooperativa escolar "Mil regalos" lo que se puso a la venta fueron lápices, broches, gomeros y velas, entre otras cosas, y los alumnos encargados del puesto se mostraron contentos con las ventas. "Es una buena experiencia, durante todo el curso trabajamos en la cooperativa y nos sirve para aprender compañerismo y hacer manualidades", explica su presidenta, Inés Gómez.

En ambas "empresas" los objetos elaborados se realizan de forma artesanal y siguiendo la máxima de restaurar y reutilizar materiales. Ahora, con las ganancias los escolares disfrutarán de un viaje de fin de curso a París y los usuarios del CAI de una excursión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído