13 de junio de 2019
13.06.2019

La planta de purines de Navia, sin apenas actividad por la parada de Ence

La empresa asegura que no se recogen los residuos porque no se puede usar el emisario

13.06.2019 | 00:49

La planta de tratamiento de purines de Navia está en funcionamiento ("mantiene un motor encendido", según la empresa), aunque ha ralentizado su actividad por la reciente parada de Ence.

"No se recoge purín de vaca porque no está disponible el emisario submarino para realizar los vertidos", destaca el gerente de la firma que explota la planta (Biogastur), Marcos Quevedo. En este tiempo en el que no se puede trasladar el residuo de las vacas ni verter a través del emisario, la empresa realiza el mantenimiento de la instalación, algo habitual en este tipo plantas. "Se ha vaciado un tanque para su limpieza y se han ajustado los difusores", explica Quevedo.

El gerente de la firma añade que la previsión es que la maquinaria se ponga de nuevo en marcha y a pleno funcionamiento "en una semana".

La ausencia de camiones para recoger los purines generó preocupación en la zona, donde la planta se mira con especial interés por su potencial actividad contaminante. Hace unos meses, los vecinos de los pueblos cercanos dieron la voz de alarma por la presencia de líquido maloliente en la carretera que comunica Navia con Villayón. La empresa acometió mejoras para evitar este escenario y también puso a disposición de los interesados un teléfono (solo funciona vía whatsapp) para advertir, en su caso, de malos olores.

También el Ayuntamiento de Navia medió entre vecinos y empresa, y se dirigió al Principado para conocer si la planta cumplía con la normativa ambiental. La inspección técnica del Principado no detectó nada anómalo y el Ayuntamiento emitió un informe con este parecer.

La planta de purines instalada en Navia, promovida por Central Lechera Asturiana y otros inversores, es única en Asturias y está llamada a ser ejemplar para otras zonas ganaderas. El purín que generan las reses de las ganaderías cercanas se lleva a las instalaciones, donde utilizan los gases para generar energía; por ello se asocia a una fuente limpia. Parte del residuo resultante se puede reutilizar como abono y no emite olor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook