13 de junio de 2019
13.06.2019

Vegadeo, Tineo y Pola de Allande no logran contratar médicos para el verano

El Principado negociará con los facultativos disponibles fórmulas para que puedan hacerse cargo de la cobertura sanitaria en las tres localidades

13.06.2019 | 00:49

Al final, no fue tan grave como algunos aventuraban. Vegadeo, Tineo y Pola de Allande son las tres localidades de Asturias que se han quedado sin el médico de familia que cada una de ellas pretendía contratar para cubrir las vacaciones de la plantilla durante el verano que ahora comienza.

El Servicio de Salud del Principado (Sespa) adjudicó ayer, por orden de puntuación, 36 plazas de interinos, algunas de ellas en zonas aisladas de la región que parecía que podían quedarse sin facultativos, habida cuenta la escasez de profesionales que sufre el mercado tanto en Asturias como en el conjunto de España.

El proceso extraordinario de adjudicación de plazas fue público y se desarrolló en la sede del Sespa, en Oviedo. Algunos de los médicos presentes optaron por no elegir ninguna de las ofertadas. Se trata, mayoritariamente, de jóvenes que acaban de finalizar su formación como residentes. Su condición de parados durará sólo días, o incluso horas. Todo apunta a que en los próximos días accederán a un puesto en un servicio de urgencias de un hospital.

Los servicios de urgencias también están reclamando médicos que sustituyan en verano a los de plantilla, bajo el argumento de que, si no lo hacen, "será muy difícil mantener la calidad de la asistencia". La tesis que ayer mantuvo la Administración sanitaria es que las plazas de urgencias se adjudicarán la próxima semana.

Un "trágala"

Los contratos suscritos ayer abarcan hasta el próximo 31 de diciembre, momento en el cual la competencia de realizar contratos temporales será devuelta a las gerencias de las áreas sanitarias, cada una de las cuales gestionará su bolsa de empleo. Para ese momento, aseguró el Sespa, estarán disponibles más plazas, como consecuencia del vencimiento de más contrataciones interinas.

Los médicos que vivieron el proceso de ayer con mayor amargura son los que resultaron desplazados de las plazas temporales que ocupaban como consecuencia del concurso de traslados que acaba de ejecutarse en Asturias. Este colectivo de cesantes había denunciado que a causa de "la falta de gestión y nefasta planificación" podían verse "muy mermadas tanto las condiciones laborales de los profesionales de muchos años de antigüedad, como los servicios de atención sanitaria al ciudadano durante las próxima fechas y en adelante". Su principal motivo de queja era tener que elegir destinos mucho más alejados del centro de la región que los que habían tenido hasta la fecha. Miembros de este grupo calificaron ayer el proceso de "trágala", de un "sálvese quien pueda" en el que "o lo coges o lo dejas".

Fuentes del Sespa restaron importancia a que los tres centros de salud citados no hayan podido contratar médico para este verano. La idea que maneja la Administración es negociar con los facultativos disponibles formas de que puedan hacerse cargo de ese trabajo asistencial que por el momento queda descubierto. "No son lugares de una gran incidencia turística", indicó la Administración.

Por otra parte, el sindicato Sicepa-Usipa-Saif negó haber dado su aprobación a las medidas extraordinarias adoptadas por el Servicio de Salud y recriminó al Sespa por "sobrecargar y maltratar a un determinado colectivo, los médicos de familia eventuales y SUAP Y SAC, comprometiendo la calidad asistencial".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook